INVESTIGACIÓN GENÉTICAInvestigadores de la Universidad Politécnica de Valencia han conseguido por primera vez en España crías de conejos a partir de la fecundación ‘in vivo’ de óvulos previamente congelados. La línea de investigación ha permitido demostrar que tras 15 años de almacenamiento en nitrógeno líquido, los embriones conservan su capacidad de desarrollo embrionario, así como la supervivencia al nacimiento.

En 1998 la universidad estableció un banco de embriones, óvulos y semen de las líneas seleccionadas de conejo, y desde entonces más de 10.000 embriones han sido criopreservados a una temperatura de 196 º bajo cero. Hace unos días nacieron los primeros cuatro gazapos a partir de estos óvulos criopreservados, uno de ellos muerto, aunque los otros «evolucionan bien».

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario