Comparte

Aunque parezca extraño, medidas políticas como el Plan de Estabilización Económica de 1958 o el ingreso de España en la Unión Europea, han repercutido en la historia de la avicultura. Para Joaquim Llavoré, Presidente de la Agrupació Productors d’Ous de Catalunya y Vicepresidente de la FAC, en los últimos 50 años del mercado del huevo ha habido acontecimientos a nivel internacional y cambios a nivel nacional que han hecho variar la producción del sector.

Antes de que llegaran los 60, la mayor parte de huevos consumidos eran de tipo campero y su destino, además del autoconsumo, eran los mercados locales o pequeños comercios donde el productor vendía los huevos al precio

que podía. Este panorama cambiaría con el Plan de Estabilización Económica de 1958 y la creación en Reus de la Cooperativa Comarcal de Avicultura. No sólo hubo un aumento notable en la producción de huevos y se establecieron nuevas Lonjas, sino que además España dio origen a la entrada de los comerciantes entre el productor y el detallista, lo que permitió abarcar más mercados.

Todos estos factores junto al fuerte crecimiento demográfico español, el aumento del nivel de renta y la llegada del turismo, potenciaron un marcado
aumento del consumo de huevos, que continuó en la década de los 70 e hizo que la avicultura se consolidara.

Diez años más tarde, las cosas iban a cambiar. Los inicios de la década de los 80 se caracterizaron por la preocupación de lo que ocurriría con el ingreso de España en la Unión Europea, dado que habría la necesidad de adaptarse a las normas sobre el bienestar de las gallinas y llevar a cabo el cambio de la clasificación de los huevos a la norma europea. Así pues, fueron años donde se experimentaron cambios en la producción y también en la localización:
Cataluña, hasta entonces líder de producción de huevos, cedió su primer puesto a Castilla La Mancha y Castilla y León.

Ya acercándonos a la actualidad, quizá lo más destacable de los últimos años ha sido el establecimiento de varias importantes empresas de ovoproductos, lo que ha hecho que en España hoy lleguemos ya posiblemente a un 15-20% de la producción, siguiendo en ello la pauta que años atrás nos habían mostrado otros países de la Unión Europea.

Para leer el artículo completo, clica aquí.

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario