Comparte

El centro de clasificación de Avicultores del Centro (ACE) en Tilmes (Madrid), con capacidad para unos 90.000 huevos por hora, emplea un sistema de lápiz óptico para diferenciar por categorías y garantizar la seguridad e higiene del
proceso de cara al consumidor final.
———————————————–

El centro de clasificación de Avicultores del Centro (ACE) en Tilmes (Madrid), con capacidad para unos 90.000 huevos por hora, emplea un sistema de lápiz óptico para diferenciar por categorías y garantizar la seguridad e higiene del
proceso de cara al consumidor final.

La responsable de Calidad del centro, Nieves Herrando, aclaró, con motivo de la jornada de puertas abiertas organizada por la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), que «la clasificadora incorpora unas cabinas ovoscópicas para seleccionar el huevo con la seguridad de que mantiene sus condiciones naturales».

Añadió que el producto que proporcionan los 16 socios de esta sociedad, alrededor de 200.000 huevos al año, pasa por estas cabinas antes de su distribución por destinos, que marca los que van a ser retirados por la máquina y, de forma manual, por los operarios.

Herrando destacó que el laboratorio interno de ACE realiza a diario análisis de peligros y puntos de control críticos, desde que el producto llega de las granjas hasta que sale para su distribución a mayoristas y centros comerciales.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario