Comparte

Un grupo defensor de los derechos de los animales denunció los supuestos
maltratos que sufren los pollos antes de ser preparados y distribuidos a la cadena
de comida rápida Kentucky
Fried Chicken
(KFC).
———————————————–

El grupo que presentó la denuncia es PETA
(Personas por la Etica en el Trato de los Animales), que en su página
de internet dice disponer de una grabación de vídeos con los abusos.

Después de ver las imágenes, representantes de KFC aseguraron que
despedirán a los trabajadores que cometieron dichos abusos, que investigaran
a sus proveedores y, si es necesario, revisarán sus relaciones con ellos.

La cinta, grabada por un investigador anónimo que pasó más
de ocho meses infiltrado en el matadero de Pilgrim’s Pride Corporation, contiene
escenas en las que trabajadores sacuden violentamente a los pollos, los patean
como si fueran balones de fútbol, y los estampan contra la pared, aparentemente
por diversión.

Tras la aparición de la cinta, Pilgrim’s
Pride
, el segundo mayor operador de pollos en EEUU, afirmó en un comunicado
que los abusos descritos por PETA son totalmente contrarios a las prácticas
de la empresa y su política de un trato adecuado a los pollos.

Según la compañía, en abril instauró la prohibición
del maltrato de las aves en la planta y advirtió a sus trabajadores que
«una conducta de este tipo supondría el despido inmediato».

En el último año, el grupo PETA demandó a KFC y llamó
al boicot para pedir que sus proveedores dieran más espacio a los pollos
en las granjas, que dejaran de forzar su crecimiento y que utilizaran gas para
que los pollos no sufran antes de morir.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario