Comparte

Los acuicultores y las industrias de piensos han acogido con satisfacción una nueva norma de la Comisión Europea (CE) que permitirá usar a partir de junio proteínas de cerdo y pollo para alimentar peces y suaviza restricciones aplicadas durante más de una década por la crisis de las «vacas locas».

Según la normativa, podrán utilizarse «proteínas transformadas de animales no rumiantes» para piensos destinados a los peces de piscifactorías, porque está acreditado que no suponen un riesgo. Representantes de las asociaciones acuícolas Apromar y Aquapiscis, y de la patronal de fabricantes de piensos Cesfac, han declarado que la regulación es «una buena noticia», pues incrementará la oferta de materias primas para piensos y contribuirá a abaratarlos y a frenar la volatilidad de precios. Hay que recordar que Europa es deficitaria en piensos.

Así, Bruselas rebaja en parte las prohibiciones impuestas a las harinas animales, que se generalizaron en 2001 con motivo de una de las mayores alarmas alimentarias de la UE. Hasta la fecha, las harinas animales han estado permitidas como sustento de mascotas, pero vetadas para alimentar a cualquier especie destinada a consumo humano, ya sea ganadera o piscícola.

Fuente: Efe
Leer más información sobre la noticia.

Etiquetas:


Comparte

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario