Aves Lázaro, matadero y sala de despiece de aves de Ronda (Málaga), que había cerrado recientemente sus instalaciones, podría finalmente dar carpetazo a la crisis en la que lleva inmersa desde hace casi un año a través del plan de viabilidad que ha presentado, basado principalmente en abandonar el sacrificio de aves y centrarse en el despiece. La empresa arrastra una deuda procedente de varios préstamos por valor de 2 millones de euros. Ahora acaba de llegar a un acuerdo con sus principales acreedores para refinanciar su deuda a 15 años, con lo que aún puede presentar una propuesta de convenio anticipado.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario