Tras años debatiendo sobre la necesidad de reglamentar el tema de los pequeños mataderos para que los productores en régimen extensivo puedan sacrificar a sus animales en la propia explotación, ahora esta vieja reivindicación ha vuelto a saltar a la palestra tras la reunión que AviAlter ha mantenido recientemente –durante un encuentro a finales de enero- con la responsable de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, Rosa Sanchidrián. A raíz de aquel contacto, Sanchidrián solicitó a la interprofesional que le facilitara las cuestiones que a su juicio se tendrían que tener en cuenta en la reglamentación de los mismos, a lo que la organización ha respondido con aspectos como la necesidad de que sean instalaciones de pequeño tamaño y poca inversión, que tengan capacidad de hasta 500 aves/semana o 25.000/año, que las ventas se hagan en un radio de 80 kilómetros, pudiéndose autorizar hasta 200, que el destino de los productos sea el consumidor final o la venta directa y que se cumplan las normas de todos los mataderos, aunque aplicadas de manera proporcionada a la actividad.

AviAlter ha hecho llegar al Ministerio estas recomendaciones acompañadas de la normativa que existe en Francia para los pequeños mataderos, donde estas prácticas ya son habituales. Para el presidente de AviAlter, José Carlos Terraz, “con pequeñas inversiones, los pequeños mataderos de aves son una gran posibilidad de desarrollo rural, de generación de actividad económica y puestos de trabajo, al mismo tiempo que benefician la biodiversidad. Cubren además, la demanda de los consumidores que buscan productos auténticos y diferenciados para llenar de prestigio su mesa en los días de fiesta o celebración”. De aprobarse por fin esta reglamentación, será toda una novedad en España, aunque ya constituyen un caso de éxito en otros países europeos, además de en el país vecino. En Francia existen unos 4.000 mataderos de estas características, que suministran pollos de crecimiento lento “faenados con todo mimo en la propia explotación y comercializados en venta directa o a través de un establecimiento con trato directo con el consumidor final”, agregó Terraz.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario