Comparte

Avícola Navarra, empresa situada en Abárzuza (Tierra Estella), organizó el pasado día 16 de octubre una jornada de puertas abiertas en la que se dieron a conocer las técnicas de producción, los métodos utilizados para garantizar la higiene y la calidad del huevo y los ovoproductos, además de prestar especial atención a los cambios normativos previstos para 2012 y la necesaria adaptación a ellos.
———————————————–
Avícola Navarra, empresa situada en Abárzuza (Tierra Estella), organizó el pasado día 16 de octubre una jornada de puertas abiertas en la que se dieron a conocer las técnicas de producción, los métodos utilizados para garantizar la higiene y la calidad del huevo y los ovoproductos, además de prestar especial atención a los cambios normativos previstos para 2012 y la necesaria adaptación a ellos.

19 de octubre de 2009


La IX jornada de puertas abiertas de
la Industria Alimentaria, centrada en el huevo, a la que acudió la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro, fue organizada con la colaboración del Instituto de Estudios del Huevo.

El objetivo de esta jornada era acercar la figura de los productores del huevo tanto a
la Administración como, sobre todo, al consumidor final.

Avícola Navarra mostró sus modernas instalaciones equipadas con las últimas tecnologías, sus medidas de seguridad e higiene, todo ello aplicado al producto final. Los asistentes también conocieron la tecnología, equipo humano profesional y una metodología estricta y precisa se dan la mano en Avícola Navarra, empresa que controla en todo momento la trazabilidad, la seguridad alimentaria y el bienestar de las aves.

La jornada consistió en la presentación de este marco idóneo de fomento de la cooperación entre empresas en el ámbito de la industria alimentaria en general y de la industria del huevo en particular, haciendo énfasis en la innovación que la industria del huevo ya está desarrollando desde hace unos cuantos años y que va a seguir desarrollando durante los próximos para adecuarse, entre otros asuntos, a la nueva normativa de bienestar animal y continuar con la seguridad alimentaria que desde el sector del huevo ya lleva años desarrollándose.

Se invitó a más de 120 personas a la jornada de puertas abiertas en Avícola Navarra, empresa que representa el 41% de la producción de huevos en Navarra. Directores Generales del Gobierno de Navarra, técnicos de Salud Pública, de Ganadería, ITG, UAGN, ICAN, alcaldes/as de los ayuntamientos de Estella y Merindad, Mancomunidad de Montejurra, Laseme, Asociación de Consumidores Irache, distribuidores, jefes de compra de grandes y medianas superficies, representantes de cooperativas, proveedores& acudieron a esta jornada que comenzó a las 11 horas con las intervenciones del director general de Avícola Navarra, Arturo San Martín, la directora del Instituto de Estudios del Huevo, María del Mar Fernández, y la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro.

La jornada fue conducida por el director técnico de Avícola Navarra, Javier San Martín.

Las personas asistentes se dividieron en grupos para visitar el centro de clasificación de Avícola Navarra (duración aproximada, 25 minutos) y contemplar un video explicativo y divulgativo, formular sus preguntas y dudas, y exponer sus inquietudes. El vídeo, de INPROVO (Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos) y del Instituto de Estudios del Huevo, explica los sistemas de producción del huevo, clasificación, comercialización y etiquetado, manipulación y uso adecuado del huevo en la cocina y hostelería.

La jornada concluyó con un lunch en el que se ofrecieron productos elaborados y comercializados por Avícola Navarra.

Intervenciones: nuevos retos de futuro para Avícola Navarra

En su intervención, el director general de Avícola Navarra, Arturo San Martín, además de repasar los hitos más destacados de la historia de la empresa, se centró en exponer los retos de futuro a los que se enfrenta Avícola Navarra. Por un lado, uno de los objetivos de Avícola Navarra es la diversificación en productos de mayor valor añadido y diferenciadores. De esta manera, Avícola Navarra está trabajando ya en ovoproductos (derivados del huevo tras su transformación industrial mediante uno o más procesos como el pasteurizado, deshidratado, cocido&) como huevo liquido, entero, yema, clara en diferentes presentaciones, huevo cocido, huevo en polvo y otros productos que se pueden asociar con el huevo como tortilla de patata , huevos de codorniz cocido y pelado, mayonesa y patata pochada (patata preparada para tortilla), que se suman a la amplia oferta de huevos de Avícola Navarra. En 2008, continuando con la labor de desarrollo empresarial y basándonos en la metodología del modelo de gestión Balanced Scorecard, Avícola Navarra comenzó con la estructuración e implantación de un plan estratégico para los próximos cinco años en el que se persigue la diversificación en productos de alto valor añadido y posicionamiento de nuestros productos en las principales cadenas de comercialización, y la adaptación de la empresa a la normativa de Bienestar Animal de
2012, comentó Arturo San Martín, director general de Avícola Navarra.

La normativa europea de Bienestar Animal de 2012 producirá cambios en la regulación de las condiciones de cría de las gallinas en jaulas, lo que supondrá la necesidad de fuertes inversiones de acondicionamiento por parte de los productores. Con la nueva normativa, el 100% de nuestras naves deben de adecuarse a esta nueva normativa. Esto va a suponer grandes inversiones por parte de los avicultores, que redundarán en el mayor bienestar animal y en una mejora del producto final, explicó Arturo San Martín, quien animó a las Instituciones y Administración (Medio Ambiente, Salud Pública, Sanidad, Ganadería) a seguir en la misma línea de sintonía demostrada hasta este momento y, si cabe, que esa relación sea aún más intensa con el único objetivo de que cooperando y remando todos en una misma dirección, se logre unos resultados cada vez mejores y se consiga la máxima satisfacción del cliente.

Intervención de la consejera

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro, explicó la gran importancia que tiene para Navarra el sector agroalimentario e informa sobre los apoyos que el Ejecutivo Foral ofrece a este sector estratégico para
la Comunidad Foral.

La industria agroalimentaria ha tomado un impulso extraordinario en la última década que la ha hecho colocarse como el segundo sector industrial más importante de
la Comunidad Foral, tras la automoción. Pero, además, en el actual contexto de crisis, el sector agroalimentario continúa invirtiendo, preparándose para el futuro y siendo puntero. El sector agroalimentario es, hoy más que nunca, una oportunidad de futuro, está cada vez más prestigiado y es más moderno, y Navarra lo necesita como una alternativa potente para su desarrollo socioeconómico y para el desarrollo equilibrado de todas las zonas rurales navarras. El sector agroalimentario (sector agrario e industria agroalimentaria) emplea a 25.000 personas en Navarra y ha sido el único sector que no perdió empleo en 2008, manteniendo, además, un alto ritmo inversor. En la actualidad, equivale al 23% del Valor Añadido Bruto Industrial y mantiene la tendencia creciente de los últimos años, explicó la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

Sobre el apoyo del Ejecutivo Foral al sector, Begoña Sanzberro afirmó que es un objetivo básico del Gobierno de Navarra. En cuanto al apoyo a la inversión privada, añade que en 2008 el sector invirtió 246 millones de euros, 45 de ellos procedentes de subvenciones públicas, y que este año se ha modificado
la Orden Foral de ayudas a industrias agroalimentarias incentivando las nuevas plantas productivas o instalaciones industriales en estos momentos en crisis. Uno de los grandes objetivos de 2010 va a ser el apoyo a la inversión productiva privada en el sector agroalimentario, añadió la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

Historia y desarrollo de Avícola Navarra

La empresa familiar inicia su andadura en 1978 como SAT Morrás Aguinaga, empresa dedicada a la recría de pollitas. En 1983 comienza su actividad en el sector de la avicultura de puesta con una granja con 38.000 aves. En 1987, con la disolución de la antigua Cooperativa Avícola Navarra, fundan Avícola Navarra, dedicándose a la producción y comercialización de huevos y ovoproductos (derivados del huevo tras su transformación industrial mediante uno o más procesos como el pasterizado, deshidratado, cocido&).

Tras más de treinta años de experiencia en el sector, Avícola Navarra (comercializadora) – SAT Morrás Aguinaga, con dos núcleos de producción (Abárzuza y Ribaforada) (productora), con 525.000 aves, tiene una producción anual de 12 millones de docenas y vende 12 millones de docenas de huevos al año, es decir, un millón de docenas al mes. Representa el 41% de la producción de huevos en Navarra. Cuenta con diez naves de producción y dos naves de recría con capacidad total para el abastecimiento de sus necesidades.

Siete son los socios (también trabajadores) de la segunda generación de la saga familiar Morrás Aguinaga al frente ahora de la empresa en la que también se ha dado entrada a la profesionalización externa con la incorporación de nuevos profesiones y que cuenta en la actualidad con 42 trabajadores.

A lo largo de estos años, Avícola Navarra ha modernizado sus instalaciones adaptándose a los nuevos tiempos, siempre potenciando la calidad de sus productos y la garantía de un servicio que la ha convertido en empresa líder del sector avícola.
En 1997 se construyó el nuevo centro de clasificación y entró a formar parte del grupo de ámbito de distribución nacional Matines, asegurando, con su propia flota de vehículos bifrío, la distribución de sus productos con la máxima frescura y en 24 horas. Sus principales mercados son el norte de España y sur de Francia.

En 2001 se realiza la primera inversión clave de la empresa con la ampliación de la capacidad productiva de Avícola Navarra y la construcción de tres naves nuevas con capacidad para 90.000 aves cada una, que se tradujo en un crecimiento del 133%.

Además, se construye una nueva nave de recría. Es importante señalar que Avícola Navarra no compra las aves recriadas, listas para iniciar el periodo de puesta, sino que recría ella misma las pollitas.

De esta manera, Avícola Navarra realiza y controla todo el proceso de producción hasta su destinatario final: la persona consumidora.

Avícola Navarra cuida de sus pollitas y de su alimentación desde su fecha de nacimiento hasta la edad de puesta. En modernas instalaciones y con los cuidados de profesionales, se asegura el bienestar de las aves y su correcto crecimiento. A los 4 meses de vida se trasladan a las naves de puesta que, dotadas con los últimos avances tecnológicos, garantizan una alta producción y una excelente calidad del huevo. Tras un mes de adaptación, cada gallina, que pone un huevo cada 25 horas, concluye su paso por Avícola Navarra trece meses después. Es decir, cada gallina permanece en la empresa durante 18 meses.

En 2007 se produce la segunda inversión destacada de Avícola Navarra con el cambio y automatización de todos los procesos de clasificacion y preparación de los productos.

Cabe destacar la selección de huevos porque su calidad se realiza mediante sistemas de visión artificial, sistemas de ultrasonido, y un sistema de detección de sangre, segregando los huevos sucios, figurados y con sangre no aptos para la clasificación de huevos de categoría A. Avícola Navarra ha instalado un sistema de desinfección mediante luz ultravioleta, la cual está capacitada para eliminar el 99,95 % de las bacterias que se encuentran en la cáscara, como puede ser la salmonella, garantizando la seguridad alimentaria de nuestros huevos posicionando a la empresa en lo más alto de desarrollo tecnológico en ese aspecto productivo con todos los procesos totalmente automatizados.

Los huevos se recogen diariamente de las naves de producción a través de las cintas transportadoras. La clasificación, seleccionando la calidad y eliminando el huevo que no reúna las exigencias, se realiza en una máquina (MOBA FT330) con capacidad para 120.000 huevos/hora. Se envasan, estuchan, retractilan y fechan los huevos dependiendo de las necesidades del cliente. El huevo pasa al almacén de producto terminado a temperatura controlada.

Calidad máxima y nuevos productos

Exhaustivos análisis internos y externos garantizan la excelencia de la calidad de los productos de Avícola Navarra. Tiene implantado el sistema de APPCC (Análisis de peligros y puntos de control crítico, que tiene como objeto identificar, valorar y controlar los peligros sanitarios e higiénicos asociados al conjunto y a cada una de las diferentes etapas asociadas a la producción de alimentos) en todo el proceso, garantizando la máxima calidad del producto. Además, Avícola Navarra ha implantado el IFS (Internacional Food Standard), un completo y exhaustivo certificado de calidad y seguridad alimentaria.

Modelos de gestión innovadores y la creciente profesionalización externa de la empresa para ser líderes en un sector cada vez más competitivos, completan el desarrollo de Avícola Navarra.

Durante estos años, y también adaptándose a los nuevos mercados y hábitos de consumo, Avícola Navarra ha avanzado en el desarrollo de un amplio abanico de ovoproductos. Así, además de que Avícola Navarra ofrece sus huevos en prácticos y cómodos envases (estuche cartón tapa plana 12 y 6; bandeja retráctil; sispack, (idóneo para el consumidor individual), huevos Omega 3, que colaboran a una alimentación más equilibrada, los camperos (huevos que se producen en granjas donde las gallinas tienen acceso a parques al aire libre), huevos de codorniz, huevos a granel, huevo líquido (yema y clara, muy adecuado para preparar cualquier revuelto, tortilla&), huevo cocido pelado, ofrece sus últimas incorporaciones: tortilla de patata artesana, huevos de codorniz cocido y pelado, mayonesa y patata pochada.

Instituto de Estudios del Huevo

Las IX Jornadas de Puertas Abiertas de
la Industria Alimentaria, centrada en el huevo, fue organizada por Avícola Navarra con la colaboración del Instituto de Estudios del Huevo.

El Instituto de Estudios del Huevo se creó en 1996. Es una organización de carácter científico que nace con el propósito de fomentar el estudio y la investigación sobre el huevo en el contexto de la nutrición y la salud.

Difunde toda la información que pueda ayudar al consumidor a conocer mejor un alimento clave en la dieta y en la economía diaria. Para ello cuenta con el respaldo de un Consejo Asesor Científico, formado por profesionales de reconocido prestigio, procedentes de ámbitos diversos (nutrición, medicina, veterinaria, farmacia y gastronomía, entre otros).

El fin último del Instituto de Estudios del Huevo es hacer llegar al consumidor la mayor información posible sobre este alimento.

Acaba de publicar El Gran Libro del Huevo, que trata de dar respuesta a las preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez sobre el huevo y, al mismo tiempo, abrir la puerta a la curiosidad sobre un alimento del que aún nos quedan cosas por descubrir. En sus 174 páginas trata aspectos relacionados con la producción y comercialización de los huevos y los ovoproductos producidos en España y
la Unión Europea, siguiendo el Modelo Europeo de Producción; explica la formación y estructura del huevo, su composición y su papel en la nutrición y la salud como alimento destacado en la dieta mediterránea. Se dedica un apartado destacado a la conservación y manejo seguro del huevo y los ovoproductos en la cocina, con multitud de consejos prácticos; y se completa el libro con 40 recetas del Chef Mario Sandoval elaboradas con huevo como ingrediente.

Intervención de la directora

En su intervención durante la jornada, la directora del Instituto de Estudios del Huevo, María del Mar Fernández, centró sus explicaciones en el modelo europeo de producción (alimentos sanos, alimentos seguros, animales bien cuidados, medio ambiente, sostenibilidad, calidad, origen y diversidad, e información y control de la granja a la mesa) y el etiquetado del huevo. Y subrayó cómo la cooperación empresarial es esencial para alcanzar los objetivos (avances en sanidad y bienestar animal, alojamientos, alimentación, seguridad alimentaria y trazabilidad, tanto los debidos a la evolución técnica o científica o de las normas y legislación).

Las mejoras e innovación en toda la cadena de producción y transformación del huevo se basan en una necesaria cooperación entre las empresas productoras y sus proveedores de todos los ámbitos. Es uno de los sectores primarios más controlados, más seguros y con una mayor componente de investigación, innovación y tecnificación de la actividad, concluyó María del Mar Fernández, directora del Instituto de Estudios del Huevo.

Datos del sector

Según datos proporcionados por el Instituto de Estudios del Huevo de fuente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en 2009 hay en España 40 millones de gallinas selectas, a las que hay que sumar otros tres millones más de gallinas cuya producción se destina al autoconsumo.

Las gallinas selectas españolas produjeron el pasado año 884 millones de docenas de huevos.

En
la Unión Europea, España ocupa un lugar destacado en producción, por detrás de Francia y al nivel de Italia. Castilla
La Mancha es la comunidad autónoma con mayor censo de ponedoras (cerca del 20% del total nacional), seguida de Castilla y León, Andalucía y Valencia.

El mercado intracomunitario es muy importante para el sector del huevo español, ya que la producción española abastece la demanda nacional y parte de las necesidades de países de toda
la UE. En 2008, el balance de comercio exterior se saldó con 128 mil toneladas de huevo exportadas y en el primer semestre de 2009, ya casi alcanzan las 80 mil toneladas.

En España se consume principalmente el huevo fresco en hogares (el 73%), hostelería, restauración colectiva e instituciones, lo que equivale a unos 195 huevos consumidos por habitante y año. Sumando el huevo que producen las gallinas caseras (para autoconsumo) y el incorporado como ingrediente de otros alimentos, el consumo total en nuestro país asciende a unos 240 huevos por persona y año.

Navactiva

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario