Comparte


———————————————–

Los avicultores italianos denunciaron a mitad de junio el riesgo potencial para
la salud de los consumidores que representan los pollos importados de países
de Latinoamérica, entre ellos Argentina y Brasil, debido a la falta de
garantías sanitarias.

La advertencia parte de un comité creado por los productores para estudiar
la actual crisis del sector y que se reunió hoy en Forli (norte), sede
del principal mercado avícola italiano.
Entre los supuestos riesgos presentes en los pollos latinoamericanos figura
el hecho de que son alimentados con harinas animales y el uso de hormonas y
antibióticos para favorecer su crecimiento, según explicó
Giuglielmo Donadello, portavoz de los avicultores italianos.

Donadello señaló que los pollos son importados en Europa por
grandes empresas y ofrecidos en los supermercados italianos a un precio mucho
más bajo que los producidos localmente.

Esta situación pondría en peligro la supervivencia de gran parte
de los 100.000 empleos del sector avícola en Italia, en donde la producción
está sometida a estrictos controles veterinarios que encarecen los costes.

Por este motivo los avicultores han solicitado una reunión con el ministro
italiano de Agricultura, Giovanni Alemanno, en demanda de ayudas para el sector
y un etiquetado que permita al consumidor identificar los productos nacionales
de los importados

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario