Comparte

Desde principios de abril, unas decenas de granjas avícolas belgas se han visto afectadas por una cepa de baja patogenicidad de la gripe aviar que es inocua para la salud humana. Así ha informado el Ministro Federal de Agricultura Denis Ducarme.

Las granjas se encuentran principalmente en Flandes Occidental. El gobierno belga, junto al sector avícola, está trabajando en medidas para frenar la propagación de la enfermedad.

Los animales infectados o que presenten síntomas del virus han sido o serán sacrificados. Los avicultores afectados serán indemnizados. «Esta enfermedad no representa ningún riesgo para la seguridad de la cadena alimentaria«, enfatiza una vez más el gabinete del ministro Ducarme.

El ministro enfatiza que el virus en cuestión es «completamente inocuo para la salud humana». Además, el virus en cuestión, el virus de la gripe aviar del tipo H3, no se encuentra en la lista de enfermedades reguladas y notificables. El virus puede causar síntomas en las aves de corral, desde una caída en la producción hasta la muerte del ave.

Actualmente se han visto afectadas 35 granjas avícolas. La cepa H3 ha sido hallada en 27 de estas granjas. Se le ha pedido a la Agencia de Alimentos que coordine el control y que elabore una propuesta para prevenir la propagación de enfermedades mediante el sacrificio.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario