Comparte

La compañía invierte alrededor de 13 millones de euros en su nuevo centro de operaciones en Araraquara, región del estado de Saõ Paulo con significativa importancia económica en el estado brasileño.
El Brasil moderno se ve hoy en día no sólo como patria del café, la samba y la magia del fútbol, sino también, y merecidamente, como nación industrial en auge con elevadas exigencias tecnológicas. La empresa alemana líder mundial en técnicas de alojamiento para manejo de aves y manejo de cerdos reacciona de forma activa al positivo desarrollo en el continente suramericano: Big Dutchman inauguró en agosto su nuevo centro principal de operaciones en Araraquara, región del densamente poblado estado de São Paulo con significativa importancia económica en Brasil. Los especialistas en sistemas de alimentación y equipamiento de naves han invertido allí unos 13 millones de euros.
El Presidente del Consejo de Administración de la empresa en Alemania, Bernd Meerpohl, que viajó a Brasil junto con Kai Wehmeyer, un miembro de la Junta de Dirección, habló frente a más de 500 clientes, proveedores y distribuidores de la región: Queremos contribuir para que, en un mundo globalizado, Brasil logre prestar su aportación a la alimentación mundial. En unos 16.000 metros cuadrados construidos -aproximadamente la superficie de tres campos de fútbol- hay suficiente sitio para almacenamiento y logística, así como para las salas de exposiciones en las que Big Dutchman muestra gráficamente su elevado objetivo tecnológico.
En conjunto, la superficie de la nueva ubicación abarca más de 10 hectáreas y ofrece espacio suficiente para posteriores inversiones. Y Bernd Meerpohl ve amplio margen de maniobra para crecer en Brasil. En su discurso de apertura llamó insistentemente la atención de los productores avícolas y porcinos de Suramérica con respecto a la importancia de el aprovechamiento de las tecnologías disponibles y las posibilidades en un mundo cada vez más interconectado. Es insuficiente contar sólo con las inmensas reservas naturales del país: el desarrollo económico, el social y el tecnológico deben ir, según su opinión, codo con codo.
Estas reflexiones permitieron continuar a Clovis Rayzel, director ejecutivo de Big Dutchman Inc. (USA), con la apertura de la nueva central como claro testimonio para el mercado brasileño y sus enormes potenciales. Ricardo Santanna, que dirige los negocios de Big Dutchman en Brasil, se alegra por el ánimo en la confianza que se depositará en las fuerzas locales a través de la inversión. Santanna agradeció a la ciudad de Araraquara el apoyo al proyecto, y en particular a su alcalde Marcelo Barbieri y al también presente gobernador del estado de São Paulo, Geraldo Alckmin. Distribuidores regionales y huéspedes quedaron impresionados durante la visita a través de los pabellones, por las dimensiones y los estándares de la nueva ubicación de Big Dutchman. Con la inauguración comienza una nueva era en el compromiso de Big Dutchman con Brasil, que tuvo su inicio en el año 2000 con la compra de la firma Avimac en la región sur. La apertura contó con un final festivo tras la cena de gala, que fue la actuación del conocido cantante y compositor brasileño Almir Sater.
Con un producto interior bruto (PIB) de unos 1.720.000 millones de dólares (2010), Brasil es la octava economía política del mundo. En la actualidad, un seis por ciento del PIB procede de la agricultura. Los récords en crecimiento, en comercio exterior, en inversiones y también en incremento de negocio elevan el interés de la política económica en Brasil.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • BIG DUTCHMAN IBÉRICA

  • Calle Francisco Medina y Mendoza - Parcela 13, Pol. 1
  • Cabanillas del Campo
  • GUADALAJARA (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario