Comparte

Diferencias de criterio para la certificación en origen son la causa de
la suspensión de licencias de importación
———————————————–

Diferencias de criterio para la certificación en origen son la causa de
la suspensión de licencias de importación

La Unión Europea ha decidido suspender por un mes, a partir del próximo
1º de Octubre, la concesión de licencias de importación de
pollo salado provenientes de Brasil, dentro de una cuota que considera una tarifa
menor para la entrada del producto al mercado europeo.

Aunque aparentemente tenga poco impacto en el flujo comercial en cuestión,
la medida podría reflejar el descontento de la UE con los cambios de
la administración de las cuotas promovidas por Brasilia. Bruselas argumenta
que aplaza la liberación de licencias de importación por no tener
certeza sobre el impacto que el nuevo sistema que Brasil ha creado para distribuir
las cuotas entre sus exportadores. "El nuevo sistema brasilero podría
generar algunos problemas de compatibilidad con la gestión del sistema
europeo de certificación de importación y causar complicaciones
de flujo del comercio de estos productos hacia la UE" afirmó un
portavoz de la Comisaria Agrícola de la UE, Mariann Fischer Boel.

A pesar de la suspensión, la UE informa que seguirá negociando
bilateralmente con Brasil, y confirmó que representantes del bloque económico
estarán a principios de Octubre en Brasilia para discutir el tema. El
portavoz de la Comisaria insistió en que la medida no significa una suspensión
de las importaciones y que no tendrá efecto práctico sobre el
comercio de este tipo de pollo.

La Cámara de Comercio Exterior de Brasil (Camex) aprobó hace
dos meses un sistema de certificación en origen para la gestión
de las exportaciones de pollo salado hacia Europa dentro de la cuota de 170
mil toneladas, para cubrir un mercado paralelo de licencias que se fortaleció
en la UE en los últimos años y transferir esa renta (superior
a los 348 millones de euros al año) a los exportadores.

Fuentes del sector afirman que la UE estaría dispuesta a aplazar la
suspensión a enero, con el fin de evitar problemas a los consumidores
en las fiestas de fin de año, cuando la demanda aumenta. La comisión
argumenta que el cambio de sistema fue realizado sin una consulta bilateral,
como dicta el acuerdo de Brasilia. Además que, según Bruselas,
se trata de un método "fundamentalmente diferente" para la
adjudicación de as certificaciones en origen para la exportación
de las compañías brasileras.
Fonte: Valor Econômico.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario