Comparte

El hallazgo de un cisne muerto con la cepa del virus H5 de la gripe aviar en Escocia obligó el pasado jueves 6 a las autoridades británicas a cancelar unos ejercicios para comprobar el grado de respuesta del Reino Unido ante esta enfermedad.
———————————————–

El hallazgo de un cisne muerto con la cepa del virus H5 de la gripe aviar en Escocia obligó el pasado jueves 6 a las autoridades británicas a cancelar unos ejercicios para comprobar el grado de respuesta del Reino Unido ante esta enfermedad.

El gobierno escocés ha confirmado el virus H5 en un cisne en la localidad de Cellardyke, en Fife (este escocés), pero prosiguen los análisis en laboratorio para saber si se trata del H5N1, la variante más virulenta de la gripe aviar.

Las pruebas para preparar al Reino Unido ante una epidemia del mal, conocidas como «Ejercicio Hawthorn», habían empezado ayer, miércoles, pero quedaron suspendidas hoy para que los científicos puedan centrar sus esfuerzos en atender el brote de H5 en Escocia.
«Hemos terminado la prueba nacional para asegurar que contamos con todos los recursos necesarios para atender la actual situación», señaló un portavoz del Ministerio británico de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra, siglas en inglés). «La decisión no se tomó a la ligera, ya que llevó meses planificar estos ejercicios», agregó la fuente.

Defra era responsable de estas prácticas en centros de control en las localidades de Bury StEdmunds, Leeds y Gloucester (Inglaterra) y en la ciudad galesa de Cardiff, en los que participaron también grupos veterinarios y asociaciones de granjeros.

Con estos ejercicios, las autoridades querían saber si son suficientes los preparativos para responder a una epidemia de gripe aviar entre aves de corral.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario