Comparte

cargillEl grupo Cargill ya ha hecho efectiva la absorción de las dos filiales de alimentación animal: Nutral y SCA Ibérica, la primera dedicada a la fabricación de correctores y la segunda dedicada a fabricar piensos para el sector porcino. La operación se hizo pública con su publicación en el BORME núm 220, de 18 de noviembre de 2013, donde se pone de manifiesto que la fusión implicaba la disolución de las compañías absorbidas, que se han liquidado y cuyos bienes se han traspasado a Cargill.

La operación no ha supuesto ni aumento de capital ni ha habido ningún tipo de canje de participaciones sociales, ya que tanto Nutral como SCA Ibérica ya estaban participadas por Cargill a través de la compra de Provimi que se hizo efectiva a finales de 2011. Con aquella adquisición, que se realizó por un precio de 1.500 millones de dólares, Cargill se hizo con el holding holandés -entonces propiedad del fondo de capital riesgo Permira- que tenía en aquel momento operaciones en 26 países y más de 7.000 trabajadores en Asia, Europa, África y Latinoamérica.

Por otra parte, ha sido este mes de abril cuando Cargill ha hecho efectiva la venta del negocio de ingredientes alimentarios que tenía en Rubí (Barcelona) al grupo francés MANE. Según ha comunicado el conglomerado estadounidense, se trata de un negocio «con una posición avanzada en el segmento de mezclas para la industria del procesado cárnico en España y otros grandes mercados cárnicos en Europa». Por su parte, MANE disfruta de una posición muy fuerte en la industria cárnica francesa, y espera que con la compra de la planta de Rubí esté más cerca de alcanzar su objetivo de convertirse en líder del sector en Europa. No es el único complejo del que Cargill se deshace en España, puesto que a principios del año pasado también cerró la planta de embotellado de aceite de girasol de Sevilla.pienso-nutral

En cuanto a su saldo de beneficios, el grupo Cargill cerró 2013 con unas ventas de 1.398 millones de euros, según datos de Economía Digital, que pone el acento en su tendencia a los números rojos para su negocio español. Por su parte, Alimarket publica cifras más optimistas relacionadas con su facturación  -1.446 millones de euros en el ejercicio 2011/2012 y un récord de 1.859 millones en 2012/2013-. En cuanto a sus ventas globales a nivel internacional, Cargill ha anunciado los datos del primer trimestre de 2014, en el que presenta un descenso en sus beneficios del 28% respecto al mismo periodo del año 2013, debido a causas externas como la climatología -«uno de los peores inviernos»-, los precios sin precedentes de los mercados durante el pasado enero en Estados Unidos o el rechazo de ciertos envíos de maíz a la China.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario