La adaptación de las jaulas de gallinas ponedoras a la nueva normativa comunitaria de bienestar animal para la avicultura de puesta se encuentra al 50 % en Castilla-La Mancha, según la consejera de Agricultura del Gobierno manchego, María Luisa Soriano, que se ha reunido recientemente en Madrid con el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, para abordar la actual situación del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha.

Según ha defendido la consejera, se trata de un grado de adaptación «bastante elevado» y se encuentra entre los más altos de España en cuanto a porcentaje se refiere. Para Soriano supone una «problemática» que no haya una moratoria en este sentido, por lo que ha propuesto la búsqueda de soluciones para la venta de los huevos de las granjas que no estén adaptadas a los nuevos requisitos de Bruselas. «Es un producto totalmente sano, por lo que pedimos que haya un periodo de transición que permita que la mayoría de las granjas puedan cumplir con la normativa europea», insistió.

Efe

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario