Los
ministros de Salud, Agricultura y Ambiente de Centroamérica acordaron en
Panamá implementar un plan para la prevención y el combate de un
eventual brote de gripe aviar en la región, informó hoy una fuente
oficial panameña.
El plan debe estar listo en un plazo máximo
de un mes, incluirá el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica
en la región y no descarta la vacunación de aves, según el
acuerdo divulgado por el Ministerio
de Desarrollo Agropecuario (MIDA)
de Panamá.
———————————————–

Los ministros pidieron
al Organismo Internacional Regional
de Sanidad Animal (OIRSA)
«un análisis de la conveniencia de utilizar
la vacunación para prevenir la enfermedad en las aves», que la transmiten
a humanos, indicó.
Además, se recopilará información
sobre vigilancia de aves migratorias, que representan un potencial medio de ingreso
de la gripe aviar a Centroamérica, que está libre de la enfermedad,
igual que el resto de América.
Los ministros instruyeron a las secretarías
ejecutivas del Consejo
Agropecuario Centroamericano (CAC)
, la Comisión
Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD)
y del Consejo
de Ministros de Salud de Centroamérica (COMISCA)
que trabajen en la
integración del plan entre estas tres áreas.
El plan permitirá
«la prevención, mitigación y respuesta ante el riesgo de la
influenza aviar en la región con base en los esfuerzos e iniciativas existentes»
y debe estar integrado «en un plazo máximo de un mes», según
el documento.
Los gobiernos centroamericanos buscarán cooperación
financiera y técnica para la ejecución del plan regional, entre
organismos como el Banco
Centroamericano de Integración Económica (BCIE)
y el Banco
Interamericano de Desarrollo (BID)
.
El plan incluirá tareas de investigación
en cada país, que deberán destinar fondos para el trabajo de sus
equipos técnicos. Se fortalecerán los sistemas de vigilancia epidemiológica
y se buscará homologar las alertas sanitarias entre los países de
la región, según el documento. También se procurará
definir «una respuesta rápida y solidaria entre los países,
que detalle los insumos mínimos requeridos» ante un brote de gripe
aviar, añadió.
Los ministros encomendaron al OIRSA la coordinación
del plan en el ámbito de la salud animal y a la Secretaría de Integración
Social de Centroamérica (SISCA) en cuanto a salud humana, en este caso
con apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Hasta ahora,
los brotes de gripe aviar se han producido en Asia, Europa, Medio Oriente y África,
y desde 2003 la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene contabilizados
al menos 218 casos en humanos en diez países, de los que más de
la mitad han sido mortales.
Más de 7.000 millones de aves han sido sacrificadas
en 56 países afectados por la enfermedad, según datos oficiales.
Los
ministros centroamericanos acordaron, por otra parte, impulsar una estrategia
agroambiental centroamericana y otra sobre trabajo e inversiones en seguridad
alimentaria.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario