———————————————–

Representantes del sector avícola centroamericano manifestaron su interés
en ser excluidos del Tratado
de Libre Comercio
(TLC) entre la región y Estados Unidos, cuyas negociaciones
oficiales se iniciaron el pasado 8 de enero en Washington.

Los argumentos de los productores se basan en los elevados subsidios que Estados
Unidos paga a las exportaciones avícolas y las barreras no arancelarias
que esta nación impone para su ingreso.

La Federación de Avicultores de Centroamérica y el Caribe envió
sus argumentos a todos los negociadores oficiales del tratado y ministros de
cada país para que tomen en cuenta su postura.

Alejandro Hernández, presidente de la Cámara de Avicultores de
Costa Rica, dijo hoy a la prensa local que el objetivo es que el tema del pollo
se discuta en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC)
y no dentro del TLC, donde Estados Unidos podrá ejercer mayor presión.

Hernández explicó que ese país es el mayor productor y
exportador de pollo del mundo, y que además tiene grandes barreras no
arancelarias para el ingreso del producto, lo que deja sin posibilidad de competir
a los sectores centroamericanos. «La industria avícola, que juega
un importante papel en el istmo, carece de oportunidad alguna para competir
con una nación como la estadounidense, cuyos volúmenes de producción
pueden inundar la región», afirmó.
Para Hernández, la inclusión del sector en el TLC pondría
en peligro cerca de 80.000 empleos directos y más de 500.000 indirectos
en el área, además de reducir los ingresos de aproximadamente
tres millones de habitantes centroamericanos.
«Ellos protegen mucho su industria y por eso no dejan que entre pollo de
ningún otro lugar. Sus importaciones son cero para Centroamérica»,
subrayó Hernández.
La actividad avícola representa en promedio un 2,12 por ciento del PIB
centroamericano y un 11 por ciento de la producción agropecuaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario