Empresas chinas ya actúan en seis estados del país para tener más acceso a la cadena de producción
———————————————–
China, actualmente el mayor importador de soja de Brasil, ha entrado ahora en el mercado brasileño de este cereal con el objetivo de tener más acceso a su cadena de producción. Así, ha cerrado acuerdos de exportación con agricultores locales, ha comprado tierras y ha invertido en industrias del sector. La estrategia de China incluye hacerse con suelo brasileño a través de empresas orientales que ya están presentes en seis estados de Brasil: Bahía, Goiás, Santa Catarina, Río Grande do Sul, Tocantins y Mato Groso. Así, China puede controlar parte de la producción de soja brasileña, que sólo el año pasado supuso unas 68 millones de toneladas, lo que convierte a Brasil en el segundo mayor productor del mundo.

China ha buscado diferentes estrategias para hacerse con parte de la producción de soja. Las empresas chinas comenzado a comprar tierras en Brasil para producir ellos mismos la soja en colaboración con los agricultores locales, pero esto no es suficiente, ya que una ley reciente limita estas adquisiciones de tierras por parte de los no brasileños.

El objetivo de China con estas operaciones en Brasil, según los economistas, es disminuir la vulnerabilidad a las fluctuaciones internacionales del precio de la soja. El Ministerio de Comercio de China ha declarado que el objetivo es impedir la intermediación de empresas americanas. «Eso sería favorable para Brasil y para China», según el ministerio.

Documentos relacionados:

Informe USDA sobre suministros y demandas de materias primas

Importaciones de China de soja en 2010

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario