El presidente francés, Jacques Chirac, se vio
obligado hoy a pedir serenidad a los consumidores y a subrayar que no hay riesgo
a la hora de comer carne de ave y huevos al día siguiente de la confirmación
oficial de que una granja del este del país ha sido alcanzada por la gripe
aviar.
———————————————–

Se trata del primer caso en la Unión Europea de una instalación
cerrada a la que llega el virus H5N1, lo que contribuye a fomentar la preocupación
general sobre un sector que desde hace semanas ya padece el efecto negativo de
las noticias acerca de la difusión de esa gripe por varios países
del continente europeo.

Chirac encontró hoy el marco adecuado
para lanzar su mensaje, puesto que asistió en París a la inauguración
del cuadragésimo
tercer Salón
Internacional de la Agricultura
, una feria con más de un millar de
expositores que este año no cuenta con aves de granja, debido a que la
gripe aviar ha obligado a las autoridades a suprimir su presencia.

A
su llegada el jefe del Estado francés se reunió con veterinarios
y representantes del sector agrícola y al final hizo un breve discurso
en el que aprovechó para hacer un llamamiento a los consumidores. Puso
énfasis en que no hay riesgo para la salud si se comen huevos o carne de
ave de corral porque el virus "es destruido automáticamente durante
la cocción" de esos alimentos. "Estamos viendo cómo se
desarrollan las consecuencias económicas y sociales que llevan consigo
esta especie de pánico totalmente injustificado", dijo Chirac en alusión
a la situación del sector avícola.

Desde el comienzo
de la crisis los productores han dejado de ingresar unos 130 millones de euros
por la caída de las ventas entre
un veinticinco y un treinta por ciento.

Consciente de que se trata de un ámbito de exportaciones importante,
Chirac abogó por una "solidaridad nacional en beneficio
de los
productores" en un momento como el actual en el que "el sector está
profundamente afectado" con la aparición de casos del virus H5N1.

Es la misma línea se expresó hoy el presidente de la Federación
Nacional de Sindicatos de Explotaciones Agrícolas
(FNSEA),
Jean-Michel
Lemétayer, quien se dirigió a la Unión Europea para que ayude
a los productores de aves de corral. "Es necesario que la UE aumente las
subvenciones a la exportación y acepte que se suprima el techo de las ayudas,
fijado en 3.000
euros por productor en tres años", dijo Lemétayer.

El ministro de Agricultura, Dominique Bussereau, continuó hoy los
contactos con representantes del sector para precisar el plan de apoyo anunciado
hace algunos días, cuando surgieron dos casos de gripe aviar en Francia,
aunque fueron de aves migratorias.
Caso distinto es el de la granja de Air
(este), donde cuatrocientos pavos sucumbieron a la enfermedad y el resto, de los
11.000 que se criaban, fueron sacrificados.

El Gobierno ya ha adoptado
medidas como el encierro de todas las aves, ayudas por valor de 57 millones de
euros y vacunación masiva de las aves, que empezará el lunes próximo.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario