Comparte

Científicos de la Universidad de Lincoln -Reino Unido- y de China están trabajando codo con codo para desarrollar un probiótico contra la bacteria Clostridium Perfringens, el agente infeccioso causante de la Enteritis necrótica de las aves y que, anualmente, al sector avícola le cuesta en torno los 6.000 millones de dólares.

Hasta la fecha, la única vía de control contra el Clostridium perfringens es mediante antibióticos. Sin embargo, la creciente presión social contra el empleo de antibióticos, dado el aumento de la resistencia antimicrobiana en los seres humanos, lleva a numerosas instituciones y empresas a una carrera para desarrollar medicamentos probióticos que permitan sortear el uso de dicha clase de medicamentos.

Es por ello que un equipo formado por el Dr. Ron Dixon, microbiólogo de la Universidad de Lincoln, y el Dr. Joseph Brown, de Arden Biotechnology, trabajan con la Academia de Ciencias Agrícolas de Jiangsu en China para desarrollar este probiótico. Se trata de un proyecto, que, en su fase preliminar, ya que ha sido galardonado por la Administración británica.

El proyecto investigador, cuya duración prevista es de cinco años, cuenta con tres patas: dos universitarias de carácter público (Lincoln y Jiangsu), y la tercera, la privada, de la mano de Arden Biotechnology, una empresa de biotecnología con sede en la misma ciudad, concretamente en el Lincoln Science & Innovation Park de la propia universidad. Arden Biotechnology es lo que se conoce como un spin-off académico, una empresa cuyo origen está en la universidad (en este caso, la propia Universidad de Lincoln).

Resistencia a los antibióticos

La OMS estima en 20 años la prolongación de las expectativas de vida gracias al uso de antibióticos. Sin embargo, desde la introducción de la penicilina hace 80 años, su uso excesivo, especialmente en la agricultura y en la producción animal, ha provocado un incremento de la resistencia bacteriana, lo que conlleva la aparición de superbacterias de muy difícil erradicación. Es en este ámbito en el que trabaja la figura del Dr. Dixon, una eminencia mundial, dado que lleva investigando el modo de acción y la resistencia de las bacterias a los antibióticos desde hace décadas.


Comparte

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario