La Coordinadora de Organizaciones
de Agricultores y Ganaderos
(COAG) se opone al levantamiento de los controles
en las partidas de aves de corral procedentes de Brasil "porque no dan garantías
adecuadas en materia de calidad y seguridad alimentaria en estos productos".
———————————————–

En un comunicado, COAG recordó que Bruselas decidió el pasado mes
de septiembre que no es necesario continuar con esas medidas especiales y que
las importaciones brasileñas sólo serán sometidas a controles
rutinarios, después de comprobar que desde marzo no ha habido partidas
con restos de nitrofuranos.

Apuntó que el pasado mes de marzo estos controles se redujeron del cien
por cien al veinte por ciento como consecuencia de los resultados de los análisis
efectuados por los Estados Miembros y tras una inspección de la Oficina
Alimentaria y Veterinaria
. Insistió en que, por el momento, no se dan
las garantías adecuadas de calidad y seguridad alimentaria en las aves
brasileñas y exigió que las importaciones de productos agropecuarios
foráneos cumplan los mismos requisitos de seguridad alimentaria, bienestar
animal y medio ambientales que las producciones europeas.

COAG subrayó que la importación de estos productos a bajo coste
y de dudosa calidad genera una competencia desleal frente a nuestras producciones
de calidad, provocando desequilibrios de mercado que ponen en peligro la rentabilidad
de miles de explotaciones avícolas.

Destacó que es fundamental mantener y reforzar los controles fronterizos
por el bien de los consumidores, máxime cuando la UE negocia la ampliación
de los contingentes libres de arancel con Mercosur
que supondrán elevar hasta 75.000 toneladas las cantidades de carne de
ave que podrán ser importadas a la UE. Añadió que Brasil
es el principal productor mundial de carne de ave y que el precio del pollo brasileño
es un 45 por ciento inferior al precio de producción en la UE, lo que ha
supuesto que en los últimos años sus exportaciones se incrementen
a un ritmo de un 35 por ciento anual a causa de sus bajos costes productivos.

La Unión Europea
importó el año pasado 35.491 toneladas de carne de ave brasileña,
33.494 gallos, gallinas y pollos en carne y preparados y 1.697 toneladas de carne
y preparados de pavo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario