El Comité de Gestión de Carne de Ave y Huevos acordó el viernes 7 en Bruselas elevar las restituciones a la exportación para las canales de pollo y los despieces a 48 euros por 100 kilos y 28 euros por 100 kilos respectivamente, lo que supone un incremento de entre un 20 y un 40% respecto a los valores anteriores.
———————————————–

El Comité de Gestión de Carne de Ave y Huevos acordó el viernes 7 en Bruselas elevar las restituciones a la exportación para las canales de pollo y los despieces a 48 euros por 100 kilos y 28 euros por 100 kilos respectivamente, lo que supone un incremento de entre un 20 y un 40% respecto a los valores anteriores.

El Comité se reunió para estudiar las medidas a adoptar, en el marco de la crisis de mercado que afecta a la carne de pollo, a raíz de la difusión mediática que ha tenido en Europa la propagación de la influenza aviar, según una nota del Ministerio de Agricultura.

Esta medida, pretende agilizar el mercado, aumentando el margen comercial de los operadores del sector de carne de pollo en lo relativo a las exportaciones de estos productos a determinados destinos del mercado extracomunitario.
La nota explica que las restituciones a la exportación son, por el momento, la única medida de apoyo al mercado recogida por la Organización Común de Mercado (OCM) de la carne de pollo.

En el Comité todos los países miembros han presentado a la Comisión sus demandas y sugerencias para establecer las nuevas medidas de apoyo al sector.

Las principales medidas de apoyo solicitadas por las delegaciones de los distintos Estados miembros han sido ayudas al almacenamiento privado y ayudas para reducción de la producción, entre las que se podría aportar financiación a la destrucción de huevos para incubar así como el sacrifico anticipado de gallinas reproductoras.

También se ha propuesto de igual manera compensar al avicultor por el descenso de la producción en granja mediante, por ejemplo, el aumento del período de vacío de la granja entre dos ciclos de producción.

Ante la ausencia de precedentes de este tipo de apoyos a sectores ganaderos, la Comisión ha declinado pronunciarse a este respecto y se ha comprometido a estudiar dicha posibilidad.
La Comisión ha descartado destinar el excedente de la producción avícola de carne a ayuda alimentaria a terceros países, debido a su efecto distorsionador de mercado, aunque estudiará la posibilidad de destinar dicho excedente a ayuda alimentaria a instituciones humanitarias del territorio de la Unió Europea.

En cuanto a la financiación de las ayudas de mercado, algunos países, entre los que se encuentra España, han solicitado que estas medidas de apoyo sean financiadas en un cien por cien con fondos comunitarios, en lugar de cofinanciar estas actuaciones al 50 por ciento como propone la Comisión.
La nota concluye que está previsto que la modificación de la OCM se apruebe en el Consejo de Ministros del próximo 25 de abril.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario