La Cámara Uruguaya de Productores Avícolas (Cupra) ha denunciado el tráfico ilegal de pollos desde Brasil y ha calculado que genera una evasión fiscal de alrededor de US$ 40 millones anuales. En el documento que han elaborado, exponen que se trata de una actividad comercial organizada, de gran volumen, cuyo nivel supera a cualquier de las más importantes empresas formales del sector en Uruguay.

Cupra ha presentado su denuncia ante notario, acompañada de pruebas y fotografías ante: el Instituto Nacional de Carnes (INAC), la Dirección General Impositiva (DGI), ante la Dirección General Impositiva (DGI) y ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). La Cámara Uruguaya apunta que es muy importante concienciar sobre los trastornos sanitarios que puede causarle al sector avícola uruguayo un ingreso ilegal de carne aviar.

pollo-contrabando[1]

Fotografía: Contrabando de pollo

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario