Serafín García Freire
Consultor avícola
serafingfreire@yahoo.es

Resumen Conferencia impartida por Serafín García Freire, Consultor Avícola, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2012 el miércoles 9 de mayo a las 11:15

La experiencia demuestra que la gestión informatizada del medio ambiente en las granjas avícolas mejora sustancialmente los resultados productivos y económicos. Un buen control ambiental facilita que las aves estén en confor térmico y que la cama esté seca; de esta forma, se desarrolla al máximo el potencial genético de las aves con el mínimo consumo de pienso.

Para que un ordenador sea eficiente debe disponer de determinados mecanismos de corrección ambiental. Además, es aconsejable que el avicultor sepa modificar ciertos parámetros, adaptando así el funcionamiento del ordenador a las necesidades de las aves.

Programación de la ventilación

A) Ventilación mínima:
Es la ventilación utilizada cuando interesa ventilar lo menos posible para así reducir el coste de la calefacción. El caudal de la “ventilación mínima” es el que no permite que el dióxido de carbono sobrepase 3.000 ppm y que la humedad relativa no pase del 70 %. Si esto se cumple, y siempre que se renueve la cama entre crianzas, los niveles de amoniaco serán bajos.

El aire entrante en la granja debe: ser dirigido al techo, por una abertura mínima de trampillas de 4 cm y a una velocidad muy alta (dependiendo del ancho de la nave).

B) Ventilación por exceso de temperatura sin enfriamiento:
Este tipo de ventilación debe ser transversal para que no haya velocidades de aire superiores a las aconsejadas.

C) Ventilación por exceso de temperatura con enfriamiento mediante velocidad del aire:
Este tipo de ventilación sólo es posible en las naves con ventilación tunel porque sólo con ella conseguimos velocidades de aire superiores a 0,5 m/segundo.
El comportamiento de las aves nos indicará el caudal apropiado, pero siempre
asegurándose que no haya más de 2,5º C de diferencia entre la entrada y la salida del túnel.

D) Ventilación por exceso de temperatura con enfriamiento mediante humidificación:
Es poco recomendable usar la humidificación en aves menores de 28 días o con
temperaturas inferiores a 28º C.
La humidificación debe detenerse cuando la humedad relativa exterior sea superior al 45 % o cuando la humedad relativa en el interior de la nave sea superior al 70 %.

Descargar presentación impartida: «Control de la ventilación y la calefacción de las naves de pollos mediante ordenador»

 

 

 

 

Etiquetas:

Deja una respuesta