Comparte

COPA-COGECA pide medidas adecuadas para mantener la producción y el comercio

El COPA-COGECA ha presentado el 24 de marzo su análisis de impacto del Covid-19 en los sectores primarios de la UE.

Los agricultores y sus cooperativas se enfrentan a una situación cada vez más difícil ante la emergencia epidemiológica surgida por la propagación del COVID-19. A las graves repercusiones en el frente sanitario, se unen consecuencias para el medio rural de las áreas más afectadas de la UE, con efectos inmediatos y a medio y largo plazo.

La crisis pone en juego el mercado único y los mercados internacionales, así como las cadenas de suministro, los empleos y, en última instancia, la seguridad alimentaria de la UE.

Por ello reclaman de las instituciones de la UE y los Estados miembros que adopten y apliquen las medidas necesarias para garantizar el buen funcionamiento del mercado único y, en particular, el de la agricultura de la misma. También piden que se garantice la continuidad de la actividad de los agricultores y las cooperativas agrarias para suministrar de los alimentos necesarios a los ciudadanos de la UE.

EL COPA-COGECA analiza la situación que en la cadena agroalimentaria ha provocado la crisis del Covid-19. Destacan los efectos derivados de los cierres de los establecimientos de hostelería y restauración, que supone problemas graves para los sectores lácteo, de aceite, carnes, acuicultura y pesca, y hortalizas y verduras, entre otros. Además de las reducciones significativas de ventas en algunos canales y para algunos productos, se están dando problemas para la movilidad de los trabajadores necesarios en algunos sectores, así como distorsiones en la logística por medidas que condicionan el tránsito fronterizo por carretera y también el comercio marítimo, por la escasez de contenedores.

De otra parte, el sector de la alimentación animal está preocupado por la previsible falta de suministro de algunos micronutrientes que se producen en China principalmente.

Esta situación se suma a las complicaciones en el comercio internacional derivadas de las disputas comerciales – como las que hay abiertas con Estados Unidos y Rusia -, las barreras por razones de sanidad animal y vegetal y las incertidumbres de la negociación del Brexit.

Por ello el COPA-COGECA solicita de la UE y los Estados miembros la aplicación de medidas que puedan aliviar las dificultades que se le presentan al sector:

  • De un lado, la iniciativa de inversión en respuesta al coronavirus debe incluir entre sus beneficiarios al sector agroalimentario.
  • La PAC debe adaptarse para flexibilizar su aplicación en estas circunstancias excepcionales y, además de ampliar los plazos de presentación de las ayudas, debe eliminar las sanciones por incumplimientos en casos de fuerza mayor.
  • Solicita también que el Marco Financiero Plurianual – MFP – que está negociándose en estos momentos reconozca la importancia del sector agrario como primer productor de alimentos y dedique a la PAC los recursos necesarios. Piden que se mantenga el gasto agrícola en el MFP para el periodo 2021-2027, como respuesta a las voces que preconizaban una rebaja sustancial del presupuesto de la UE para la agricultura.
Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario