Dejando de lado los problemas de precio del conejo, es innegable que en las últimas décadas la cunicultura profesional ha avanzado mucho. Ello ha sido posible gracias a avances en genética, alimentación, una reinvención del manejo y muy especialmente gracias a las granjas industriales.
La mejora continua de las instalaciones, primando comodidad de uso y productividad, es posible gracias a la comunicación permanente de los cunicultores hacia los fabricantes, haciéndoles llegar sus sugerencias, quejas o propuestas de mejora. Estas, igual no aparecen en el mercado hasta 2 o 3 años después, pero es esta comunicación constante entre fabricantes de jaulas e instalaciones y cunicultores la que permite que año tras año el trabajo del cunicultor sea más eficiente.
Ésta es la razón por la que entrevistamos a Francisco Galián Vivancos, gerente de COPELE, para recordar el importante papel que los fabricantes de jaulas tienen en el avance de la cunicultura.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario