Comparte

Las consecuencias del terremoto en Nepal aún siguen siendo desastrosas. A pesar de la ayuda internacional, muchas familias y empresarios iniciarán ahora un largo y duro camino para volver a la normalidad. Uno de estos casos es el de una granja cunícola que llevaba dos años en funcionamiento y que debido al terremoto dejó de ser operativa -incluso murieron algunos conejos-. Se trata de un proyecto con una vertiente social muy importante.

La importancia de este proyecto radica también en el interés por que esta explotación sirva para expandir la cunicultura en esta zona de Nepal, promocionando a pequeños granjeros como ha hecho hasta la fecha, con el objetivo de que criasen conejo para carne y lo vendieran localmente. En marzo de 2015, un grupo de estudiantes de la Thunderbird University viajó hasta Nepal para ayudar a expandir este proyecto. En abril, la iniciativa quedó truncada por el terremoto. La estructura de la granja está dañada, pero su impulsor quiere reconstruirla y por eso buscan financiación. Por ahora la única solución que ven posible es el sistema de crowfunding (donaciones), mediante el que ya han recaudado 1.500 dólares de los 15.000 que necesita.

Más información en la web del proyecto crowfunding.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario