Comparte

La empresa de la comarca de La Conca trabaja en exclusiva para Mercadona y dispone de una red de 150 granjas Pocos saben que los romanos le dieron a Hispania el significado de «tierra abundante en conejos«. Y pocos saben también que en España hay una de las industrias con mayor volumen de producción de este tipo de carne dentro del ámbito europeo. Se trata de Cunicarn, empresa dedicada exclusivamente a la producción de carne de conejo que está ubicada en l´Espluga de Francolí (Conca de Barberà) y es propiedad de la familia Calbet Tarragó.
Hace más de 30 años que Ramon Calbet y su esposa dejaron sus
trabajos para dedicarse exclusivamente a este negocio. Empezaron comprando granjas de conejos, para montar luego una sala de despiece y posteriormente una fábrica especializada en la producción de piensos para conejos. Vieron que si querían crecer tenían que controlar todo el proceso. Así
que también optaron por gestionar la parte genética. «Vimos que había que homogeneizar el producto final», explica Calbet.
Por eso, desde el año 1985, Cunicarn trabaja con la empresa francesa Grimaud
Fréres
, una de las compañías líderes dedicada a la reproducción animal. «Siempre hemos estado preocupados por tener animales con la mejor estirpe», añade Calbet. Cunicarn importa y vende reproductores. Además de la actividad de procesado, que va desde el sacrificio del conejo hasta que se envasa para ser vendido directamente en supermercados, Cunicarn también cuenta con un centro de inseminación artificial dedicado exclusivamente a la producción de semen de conejos que, además de utilizarlo en sus granjas, también venden a otros productores. «Este centro nos ayuda a aumentar la productividad y la rentabilidad», asegura Ramon Calbet.
Actualmente, la empresa cuenta con más de 150 granjas que crían conejos exclusivamente para Cunicarn. Un centenar en l´Espluga y el resto repartida entre Valencia, Aragón, Navarra y Galicia. Cada semana, de las instalaciones de Cunicarn salen entre 105.000 y 110.000 conejos preparados para ser cocinados. «Pasamos de vender los conejos enteros en cajas a envasarlos
en atmósferas protectoras y eso ha permitido alargar la caducidad de
cinco hasta doce días», explica el director general.
Cunicarn Alimentació, que tiene como único cliente al grupo Mercadona, cerró el ejercicio 2008 con unas ventas de 33 millones de euros y para este año prevé incrementar su facturación en cerca de un 10%. Cuenta con una plantilla de 122 personas repartidas en sus cuatro centros de producción en l´Espluga de Francolí, Valls y Celanova (Galicia).
De cara al futuro, la familia Calbet no descarta entrar en alguna otra línea
de negocio del sector de la alimentación.
Noticias relacionadas: CUNICARN robotiza, automatiza y dota de energía solar sus instalaciones. [15-Jul-08] LA VANGUARDIA 28/Oct/2009

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

  • GRUP CUNÍCOLA CATAR, S.L. (CUNICARN)

  • Ctra. Espluga a Montblanc Km 1,5
  • LA ESPLUGA DE FRONCOLÍ
  • Tarragona (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario