Comparte


Importancia del desarrollo del apetito en los pollitos

El desarrollo del apetito es la prioridad más importante para los productores de broilers durante las primeras 72-96 horas de vida de los pollitos.

Hosam Amor

Servicio Técnico, Cobb Europa.

desarollo_apetito_pollitos.jpg

“La temperatura y la ventilación son de igual importancia durante los primeros días de crianza”

El desarrollo del apetito es la prioridad más importante para los productores de broilers durante las primeras 72-96 horas de vida de los pollitos. Empezar por establecer una manada sana desde el primer día requiere suministrar los suficientes nutrientes para el desarrollo de los diferentes sistemas fisiológicos – cardiovascular, pulmonar, alimentario e inmunitario -, así como para proteger el crecimiento óseo y la cubierta de plumas.

En el nacimiento, el pollito puede verse comprometido por sus pobres o mal desarrollados tejidos y requiere una rápida transición para conseguir el crecimiento adecuado para lograr el mejor rendimiento económico. Un pollito recién nacido posee un saco vitelino que contiene diferentes nutrientes, como hidratos de carbono, lípidos, proteínas, derivados de anticuerpos maternos, vitaminas, minerales y agua, todos ellos conectados al intestino a través del mismo. Esto permite al pollito ser nutricionalmente autosuficiente.

El saco vitelino sólo está abierto en el intestino antes del nacimiento y hasta unas 48 horas después. Un saco vitelino consumido se muestra claramente por la presencia de divertículo de Meckel, como se ve durante un examen post mortem de los pollitos. Un saco vitelino no absorbido o retenido puede provenir de un mal manejo de la crianza y/o de una infección. Al principio, los lípidos de la yema proporcionan la única fuente de energía para el pollito. La primera prioridad durante la crianza es una buena transición de la fuente de energía endógena – los lípidos del vitelo – a la energía de una fuente exógena, que son los hidratos de carbono de la alimentación dentro de las primeras 72-96 horas.

Los pollitos que no han desarrollado su apetito dentro de las primeras 72-96 horas se convierten en alimentadores lentos y nunca pueden lograr un crecimiento óptimo económico. Esto sólo pueden hacerlo durante este período.

Al principio, los pollitos recién nacidos no tienen ni idea de que el pienso de arranque es en realidad el alimento ya que sólo poseen la conducta de picoteo instintivo de las partículas interesantes. Estas pueden ser partículas gruesas – es decir, cualquier artículo que de sombra -, que de pienso, si la crianza es satisfactoria, o bien viruta de madera si no hay suficiente espacio para comer.

La clave del éxito es el proporcionar suficiente espacio de alimentación en el área de crianza – al menos, el 50 % de la superficie total de la nave -, cubriéndola con papel blanco y proveer un mínimo de 75 g de pienso de arranque por cabeza, con la textura adecuada – un diámetro de 1 a 2 mm – para optimizar el comportamiento el primer día.

Los pollitos desarrollan su apetito cuando consumen suficiente “material interesante”. Esto ocurre cuando tienen el buche lleno de alimento y agua, lo que permite que ocurra la digestión y la absorción y, finalmente, proporcionar suficiente cantidad de nutrientes en el torrente sanguíneo para estimular el centro del apetito en el cerebro. Normalmente esto ocurre alrededor de 30 horas después de iniciarse el consumo de pienso, es decir, con el buche lleno. Sólo en este momento los pollitos reconocen el pienso como alimento.

Los pollos prefieren comer y beber cuando otras aves también están presentes en los comederos o bebederos, lo que puede explicar porque los pollos se crían mejor en grupo que individualmente.

Requisitos de la zona de crianza

Tanto si se utiliza toda la nave, o bien una parte de ella, debe contarse con:

  • – Un mínimo de 28°C de temperatura en el suelo.
  • – Una temperatura ambiente de 32-34 ° C con una humedad relativa del 45 – 65 %.
  • – Una intensidad de luz mínima de 20 lux a nivel de los pollitos.

El pollito recién nacido es poiquilotermo durante los primeros cinco días, ya que depende de las condiciones de la crianza para mantener su temperatura corporal. Por lo tanto, su temperatura interna – medida con cuidado dentro de la cloaca – debe mantenerse a 40,4 – 40,6°C durante los tres primeros días.

Una buena calidad del aire es crítica. Esto significa un nivel mínimo de oxígeno del 19,6 %, y unos máximos de 3.000 ppm de CO2, de 10 ppm de NH3 y 3,4 mgm3 de polvo inspirable. Una ventilación mínima debe tenerse en marcha en un mínimo de 60 segundos cada ciclo de cinco minutos.

Un alto nivel de CO2 reduce la actividad de pollito, la ingesta de pienso y el consumo de agua, lo que origina una mayor deshidratación y un menor aumento de peso, así como una mayor incidencia de una insuficiencia ventricular derecha, lo que ocasionará más adelante una ascitis.

Necesidades de alimento y de agua

Un mínimo de 50% de la superficie de suelo tiene que estar cubierto con papel con el fin de depositar en él unos 75 g de pienso por pollito.

Los pollitos jóvenes deben tener libre acceso a un agua fresca y limpia ya que, en comparación con los pollos mayores, consumen más cantidad de ésta en relación con su peso corporal. Sin agua, el pienso seco forma grumos en el buche, que pueden presionar la arteria carótida y causar la muerte del ave.

desarollo_apetito_pollitos_21.jpg

………..

Artículo publicado en SELECCIONES AVICOLAS Nº718, sección de Produccion De Carne

Ver artículo completo en:  Importancia del desarrollo del apetito en los pollitos

 

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • COBB ESPAÑOLA, S.A.

  • Toledo 3
  • Pozuelo de Alarcón
  • MADRID (España)

PUBLICIDAD

Comparte

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario