Comparte

Desarrollo de inmunidad contra la coccidiosis mediante una vacuna y el suministro de orégano

Ficha investigación Nº 1.191

 

HARRINGTON Y COL.

AUSTRALIAN POULTRY SCI. SYMP. SYDNEY, FEBRERO 2019

 

INTRODUCCIÓN

El control de la coccidiosis de los pollos se ha realizado tradicionalmente vía vacunación o medicación, esta última mediante un producto químico o un ionóforo. Sin embargo, mientras que los ionóforos están siendo investigados debido a su actividad antimicrobiana, se ha demostrado que las vacunas pueden afectar a los resultados de la crianza.

Debido a ello, hemos realizado una experiencia en la cual hemos comparado los efectos de diferentes sistemas de prevención de la coccidiosis con la introducción de un tratamiento incluyendo un aceite esencial de orégano – OEO -, un producto que ha demostrado su compatibilidad con las vacunas contra la coccidiosis, aunque no se haya determinado el estado inmunitario de los pollos después de la exposición.

 

PRUEBA

Se utilizaron 1.750 machitos Cobb 500 recién nacidos, criándose sobre yacija y recibiendo la misma alimentación, con raciones de tipo maíz-soja. Repartidos entre 5 grupos, cinco de ellos fueron vacunados de recién nacidos con HatchPak Cocci 3 por spray, recibiendo dos de ellos el coccidiostato Salinomicina en el pienso – 66 g/t -, en combinación, o no, con un OEO, bien durante toda la crianza – a 300 g/t -, bien a partir de los 10 días o bien a razón de 150 g/t.

A fin de evaluar su estado inmunitario, a los 21 días se separaron 35 pollitos de cada grupo, colocándose en jaulas y suministrándoseles una dosis oral de 1 ml de Eimeria – 100.000 ooquistes de E. acervulina, 75.000 de E. máxima y 50.000 de E. tenella – , comparándose con otro grupo de pollos – POS – que no habían sido medicados.

 

 

RESULTADOS

Finalizada la prueba a los 42 días, los resultados se exponen resumidos en la tabla adjunta.

Tabla 1. Resultados de la medicación y/o vacunación contra la coccidosis (1)

La inclusión del OEO no interfirió en el desarrollo de la inmunidad después de la vacunación contra la coccidiosis y permitió mejorar el peso de los pollos y su índice de conversión. Por au parte, la vacunación sola redujo las lesiones por occidiosis, que fueron máximas en el grupo de pollos del control positivo.

En resumen, el empleo de un producto OEO en combinación con una vacuna contra Eimeria o un coccidiostato ionóforo ofrece un arma potencial en la lucha contra la coccidiosis.

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario