Comparte

Este caso se une a denuncias recientes acerca de granjas que habían usado clembuterol para alimentar a sus animales
———————————————–
Las autoridades sanitarias chinas detectaron 1.000 pollos vivos alimentados con sulfuro de bario, una sustancia tóxica, para aumentar el peso de los animales en Chongqing, en el centro de China. Los pollos fueron interceptados cuando estaban siendo transportados en dos camiones a la ciudad desde la vecina provincia de Guizhou.
Según el diario China Daily, los dueños de las aves confiscadas confesaron que habían alimentado a cada animal con entre 300 y 400 gramos de sulfuro de bario. A partir de una denuncia, se recolectaron muestras de pollos de varios mercados callejeros y las pruebas de laboratorio mostraron que dos tercios estaban contaminados con esta sustancia, que según los expertos es poco peligrosa para los humanos, aunque sí puede provocar reacciones a corto plazo como alergia, náuseas, calambres y dolores.

Este es el último caso de animales alimentados con sustancias ilegales para engordarlos en China, después de que en las últimas semanas salieran a la luz varios casos de granjas en las que habían dado clembuterol a los cerdos.

Consultar más información.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario