Comparte

combatiente-espanolDe vez en cuando aparecen noticias de reñideros de gallos, un tema que habitualmente genera un fácil posicionamiento de la opinión pública en contra. La última ha sido este mes en Cádiz, donde la Guardia Civil ha detenido a nueve personas acusadas de maltrato animal. Acompañados por un miembro del Colegio de Veterinarios, realizaron inspecciones en Sanlúcar de Barrameda, Trebujena, La Barca de la Florida y El Cuervo, esta última de Sevilla.

Los agentes querían comprobar si se cumplían las normas establecidas por la Junta de Andalucía, que establecen que las peleas de gallos están prohibidas a excepción de aquellas que sean necesarias para la selección y mejora de la raza. En este sentido, en Andalucía, y especialmente en Cádiz, existe una gran tradición en la crianza del Gallo Combatiente Español, y sus criadores se afanan por cuidar a este animal al máximo, respetando la legislación en materia de bienestar animal. Son estos galleros los primeros que critican estas malas prácticas, puesto que en su caso se llevan a cabo los tientas tan sólo en los locales autorizados, con la asistencia exclusivamente de los socios federados y por supuesto sin apuestas de por medio ni presencia de menores.

Los detenidos han sido acusados de cobrar entrada, consumo de bebidas alcohólicas durante las tientas, difusión de publicidad sobre el evento y uso de espolones artificiales, que tampoco están permitidos. Como consecuencia de las peleas, tres gallos fueron encontrados muertos y otros 25 con mutilaciones, por lo que la Guardia Civil concluyó que habían sido maltratados.

Para ampliar información sobre la cría de gallos en España, leer el artículo Desmontando mitos: la verdadera historia del Gallo Combatiente Español. SELECCIONES AVÍCOLAS, julio de 2012.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario