Dos hermanos con instinto comercial. David y Abraham Romero, dos jovencísimos escolares chilenos, han tenido una idea para producir y comercializar huevo araucano, conocido por su llamativo color azul. Gracias a un programa de emprendimiento e innovación, que ganaron, disponen de dos millones y medio de pesos para su proyecto, financiado por el Gobierno Regional y ejecutado por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Los hermanos ya trabajan en lo que han llamado Evan Hassen, con el que pretenden poner en valor a la gallina araucana, especie única en el mundo.

Ellos recuerdan que desde pequeños tenían contacto con esta gallina, a la que veían mucho potencial. Con el dinero obtenido por sus mecenas, estos escolares han comprado 12 ejemplares. El proyecto también prevé que los chicos reciban algún tipo de asesoría por parte de los profesiores universitarios. Ellos ya tienen sus planes hechos: quieren comenzar con 50 ejemplares para disponer de 1.200 huevos mensuales, que empezarán a vender a la mitad de precio del mercado para poder hacerse un hueco en él. Su reto: llegar a las mil gallinas en producción en un futuro que no sea muy lejano.

 

 

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario