El principal productor de pollo en Francia, el grupo Doux, ha amenazado a la distribución francesa y asegura que si no sube el precio de pollo tendrá que reducir la remuneración de más de 1.000 avicultores integrados y/o reducir su nivel de actividad.
Según la empresa, en estos momentos está negociando contratos de abastecimiento con la distribución y tres de las más importantes cadenas (que aunque no se han facilitado nombres, se cree que dos de ellas puedan ser Carrefour y Leclerc) no aceptan la subida de precio de un 15% propuesta por Doux. Dicha subida es como consecuencia de que desde mayo pasado el precio de los piensos se ha incrementado en un 30%.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario