Comparte

La Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA) ha finalizado un plan para pedir a las compañías farmacéuticas que limiten voluntariamente el uso de ciertos antibióticos en la alimentación animal, a raíz de la decisión de un juez federal de que su uso excesivo está poniendo en peligro la salud humana por el desarrollo de resistencias a los antibióticos.

La FDA está solicitando a los fabricantes de medicamentos que dejen de usar 200 productos para estimular el crecimiento y sólo los usen para tratar y prevenir enfermedades. Las empresas que opten por hacerlo tendrán que revisar las etiquetas de los productos para reflejar el cambio, y una vez que los antibióticos estén etiquetados ya no habrá más antibióticos a disposición de los granjeros. «Es muy importante que tomemos medidas para proteger la salud pública», aseguró Margaret A. Hamburg, de la FDA. «La nueva estrategia garantizará que los granjeros y los veterinarios puedan cuidar a los animales al tiempo que garantiza que los medicamentos que la gente necesita son seguros y eficaces. También pretendemos asegurar a los productores de animales que operan en una escala más pequeña o en lugares remotos que los medicamentos que necesitan para proteger la salud de sus animales están disponibles».

La FDA ha emitido tres documentos para ayudar a los productores y veterinarios a utilizar antibióticos con criterio, para hacer frente a las enfermedades y problemas de salud:

• Una guía definitiva para la industria, que recomienda la eliminación gradual del uso de los medicamentos y la eliminación gradual en la supervisión veterinaria de los usos terapéuticos de estos fármacos.
• Un proyecto, abierto a comentarios del público, que ayudará a las compañías farmacéuticas de forma voluntaria a la eliminación de estos usos de antibióticos y cambiar el estado de comercialización para incluir la supervisión veterinaria.
• Un proyecto de Directiva en alimentación veterinaria, abierto a comentarios del público, que destaca las formas en que los veterinarios pueden autorizar el uso de antibióticos en la alimentación.

La industria está ahora dirigiendo su atención a los detalles de cómo el plan será puesto en marcha, en particular del papel que jugarán los veterinarios.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario