Efecto de los niveles de calcio, el tamaño de sus partículas y la adición de fitasa al pienso sobre el rendimiento de los broilers

Introducción

Realizándose el suministro de calcio – Ca – a los broilers por medio del carbonato cálcico, contrariamente a lo que se podría creer, los niveles que se están recomendando en la actualidad son menores que los que se sugerían hace por el NRC en 1994.

Por otra parte, a diferencia de la situación con las gallinas, en cuya alimentación se ha estudiado a fondo los efectos del tamaño de las partículas del suplemento cálcico, con los broilers esto apenas se ha investigado.

Por último, la modificación de los niveles de Ca afecta a los de fósforo – P -, otro mineral cuyos niveles también se han ido reduciendo a consecuencia de la incorporación de fitasa en el pienso con el fin de mejorar la disponibilidad del contenido en los alimentos.

 

Prueba

Considerando estas tres circunstancias, hemos realizado una experiencia de tipo factorial con el fin de estudiar los efectos de 2 niveles de calcio – alto, con el 0,90 % en la ración de arranque y 0,72 % en las de acabado, y bajo, con 0,72 y 0,58 %, respectivamente -, el tamaño de las partículas del suplemento cálcico – CO3Ca – grande, de 0,9 µm, o pequeño – 0,1 µm – y la incorporación o no de la fitasa Ronozyme en el pienso a un nivel de 1.000 FTY/kg. Al mismo tiempo, a cada nivel diferente de Ca le correspondía uno diferente de P disponible, para los altos un 0,45 % y un 0,38 % y para los bajos un 0,30 % y un 0,23 %.

La experiencia se realizó con machitos Cobb recién nacidos, alimentados con raciones de tipo maíz-soja y criados en todo lo demás en idénticas condiciones.

 

Resultados

Se muestran resumidos en la tabla adjunta.

Aunque en algunas de las mediciones efectuadas a mitad de la crianza se observaron diferencias significativas entre tratamientos, al final de la prueba solo se vieron con el peso de los pollos alimentados con los niveles inferiores de Ca y P en ausencia de fitasa.

Aparte de los valores que se muestran en esta tabla, otros parámetros analizados fueron el nivel de cenizas de la tibia y la digestibilidad ileal aparente – AID – del Ca y P, no observándose diferencias significativas entre los distintos tratamientos. En cambio, la AID de los aminoácidos analizados fue significativamente inferior en los pollos alimentados con el suplemento cálcico más grueso y en ausencia de fitasa.

 

Tabla 1. Efecto de los niveles de Ca, el tamaño de sus partículas y la adición de fitasa al pienso sobre el crecimiento de los broilers hasta 35 días (*)

Partículas de Ca Niveles de Ca y P Adición de fitasa Peso vivo, g Ingesta de pienso, g Índice de conversión
Fino bajos 2.607 3.898 1,496
altos 2.668 3.962 1,486
Grueso bajos 2.632 3.921 1,497
altos 2.637 3.897 1,478
Fino 2.622 3.908 1,491
2.600 3.875 1,491
Grueso + 2.662 3.952 1,491
+ 2.669 3.943 1,478
bajos 2.572 b 3.863 1,503
altos 2.650 a 3.920 1,479
bajos + 2.667 a 3.956 1,485
altos + 2.655 a 3.940 1,485

(*) Las cifras de la misma columna seguidas de letras distintas son significativamente diferentes (P < 0,05)

 

 

S. MAJEED Y COL.
POULTRY SCIENCE,
99: 1502-1514. 2020

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario