Comparte

Efectos de diferentes estrategias de alimentación de los reproductores pesados en su recría

 

Introducción

Como es sabido, los reproductores pesados – RP – tienen que ser alimentados de forma restringida a fin de desarrollar todo su potencial genético, aunque ello comporta problemas de bienestar por el hambre a que se les somete, habiendo incluso algún país en el que no se permite el reparto de pienso en días alternativos – el “skip-a-day” -.

El objetivo de la experiencia que aquí se expone es examinar los efectos de un racionamiento diario sobre el crecimiento, los resultados productivos y algunos indicadores del bienestar de los RP.

 

Prueba

Para ello utilizamos unos pollitos Ross, criados en igualdad de condiciones hasta 3 semanas de edad, con alimentación ad libitum en la primera semana y luego restringida, según las recomendaciones de Aviagen.

En este momento se seleccionaron 1.680 pollitas, de acuerdo con sus pesos y se repartieron en 4 grupos, de acuerdo con la alimentación que iban a recibir hasta las 22 semanas de edad, al implantarse 4 tratamientos:

A) restricción diaria;

B) lo mismo, pero con el incorporación de un 40 % de cascarilla de soja en el pienso;

C) igual que A, pero con reparto solo en 4 días por semana;

D) igual que A, pero con reparto variable en días alternos, según la edad.

Las raciones control utilizadas fueron 3, de 3 a 6 semanas, de 7 a 12 y de 13 a 22, con reducción de sus niveles de energía y proteína. A partir de las 23 semanas de edad todas las aves recibieron la misma alimentación de puesta.

Contando con 6 réplicas por tratamiento, el suministro de pienso se realizó según normas de Aviagen, ajustándose semanalmente en base a las bajas de cada grupo.

 

Resultados

En comparación con las aves del grupo A, las de los otros tres tratamientos tuvieron una menor motivación por la alimentación al comienzo de su recría, una mejor calidad del plumaje y un retraso en el aumento de la relación sanguínea entre basófilos y linfocitos, mientras que las del grupo B destacaron por una mayor proporción de lesiones plantares.

  • Los resultados durante la recría señalan que, en comparación con el programa A – control -, las otras alternativas reducen la motivación por el alimento y alivian el stress causado por la restricción de éste, lo que sugiere una mejora en el bienestar de las aves.
  • Posteriormente, en el período de producción las gallinas del grupo D tuvieron una puesta significativamente inferior que las del A – 13 huevos menos a las hasta 64 semanas de edad -, quedando en posiciones intermedias las de los otros dos grupos.
  • Por otra parte, las gallinas alimentadas en días alternos pusieron unos huevos de un peso ligeramente menor que las sometidas a restricción diaria, aunque con una proporción mayor de yema.

Aitor Arrazola y Col.

Poultry Sci., 98 3377-3390 y 6205-6216. 2019

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o seguir a la Real Escuela de Avicultura en

Linkedin, Twitter o Facebook o suscribirte aquí al eNewsletter de Avicultura.COM

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario