Comparte

En las circunstancias habituales en la crianza de broilers, los pollitos recién nacidos pueden pasar un tiempo muy considerable entre este momento y aquel en el que comienzan a alimentarse en la granja. En algunas ocasiones, el tiempo desde que nacen y permanecen en la incubadora hasta que se retiran de la misma, sumado al de su preparación para el envío a la granja, el de su transporte a esta y el que tardan en recibir el primer pienso o tienen acceso al agua puede llegar hasta 72 horas.

Leer artículo publicado en la revista SELECCIONES AVÍCOLAS octubre de 2012

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario