Comparte

A falta de tan sólo unos meses para la entrada en vigor de la directiva de bienestar animal, la amplia mayoría de las plazas en la comunidad catalana no ha introducido aún los cambios requeridos por la ley, por lo que la Generalitat ha anunciado su preocupación y voluntad de agilizar el proceso con una serie de medidas
———————————————–
La adaptación de las granjas de ponedoras en Cataluña está aún bastante retrasada. Según los datos que dispone la Generalitat, sólo el 20 por ciento de las plazas de ponedoras están adaptadas a la nueva normativa de bienestar animal que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año.

Desde la Conselleria d’Agricultura ya se ha manifestado la voluntad de agilizar este proceso, por lo que se han puesto en marcha una serie de medidas, entre las que se encuentran las ayudas dentro del PDR, la apertura de una línea de crédito con una inversión máxima por beneficiario y año de 750.000 euros y la elaboración de un plan específico de adaptación.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario