Comparte

El pasado 12 de julio, INPROVO
(Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos)
celebró
su asamblea anual, donde se revisaron los trabajos desarrollados en 2005 y las
previsiones para 2006. Se constataron las dificultades del mercado en los últimos
meses y los retos planteados por la adaptación de granjas e industrias
a unas normas cada vez más exigentes.
———————————————–

El pasado 12 de julio, INPROVO
(Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos)
celebró
su asamblea anual, donde se revisaron los trabajos desarrollados en 2005 y las
previsiones para 2006. Se constataron las dificultades del mercado en los últimos
meses y los retos planteados por la adaptación de granjas e industrias
a unas normas cada vez más exigentes.

Por ejemplo, la legislación comunitaria que afecta al sector en relación
a la sanidad animal y la seguridad alimentaria ocupó gran parte de la
agenda de INPROVO en 2005 y sigue haciéndolo en 2006. Ante la preocupación
por la extensión del virus de la influenza aviar, INPROVO se ha coordinado
con las autoridades autonómicas, nacionales y comunitarias y ha facilitado
información a los avicultores sobre las medidas de prevención
y control en las granjas.
Por otra parte, la Unión Europea ha finalizado el estudio de prevalencia
de salmonela en las granjas comunitarias, y en el mes de julio la Comisión
establecerá los objetivos de prevalencia de salmonelas para las ponedoras
en los próximos años. En nuestro país, se está trabajando
para la implantación generalizada de la vacunación de las ponedoras
y de las medidas de bioseguridad incluidas en la Guía de buenas prácticas
de higiene de las granjas avícolas de puesta.
Paralelamente, este año la Comisión publicará su informe
sobre la revisión de la Directiva
74/1999
, que establece las normas mínimas de alojamiento de las ponedoras
y marca el límite temporal para utilizar las jaulas convencionales en
las granjas de puesta en el año 2012. En cuanto a la política
nacional de seguros agrícolas, desde junio de 2006 el sector cuenta con
un seguro de accidentes en las explotaciones de gallinas ponedoras.

Respecto a la situación del mercado, el sector del huevo vive todavía
la crisis iniciada en 2004: los precios en el mercado europeo siguen siendo
bajos, y los costes de producción van incrementándose con la implantación
de nuevas medidas sanitarias y de bienestar animal.
La utilización del huevo en la industria alimentaria está en pleno
crecimiento, y en el año 2005 ha supuesto el 16% de la producción
(unas 125.000 toneladas de huevos).
Los productores españoles, que hasta 1995 pensaban en el mercado exterior
como algo coyuntural, ahora exportan el 15% de la producción anual (unas
110.000 toneladas de huevos y ovoproductos), en su mayor parte a países
de la UE. Esta situación afianza a nuestro país como uno de los
principales operadores del sector en el mercado europeo (en nivel de autoabastecimiento
en España es del 114,6%).
El consumo per cápita de huevo fresco en España en 2005 ascendió
a 205 huevos. Añadiendo la cantidad consumida en forma de productos elaborados,
la cifra total de consumo estimada es de 238 huevos por persona y año.

Finalmente, las previsiones de la Comisión sobre la producción
comunitaria de huevos en 2006 reflejan estabilidad respecto al año anterior
y un nivel de autoabastecimiento del 102,4%, por lo que la UE sigue necesitando
exportar para mantener un mercado interior saludable, ya que el consumo se mantiene
también estable.

[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario