Comparte

Con la mirada puesta ya en el cierre del año –falta sólo un mes para ello, al redactar este comentario– la situación de los mercados de materias primas para piensos es complicada por haber numerosos factores que intervienen en la fijación de los precios en los mercados internacionales: la oferta, dependiente de la climatología de las regiones productoras, la demanda global de los consumidores más importantes –China, por ejemplo-, las fluctuaciones del cambio del euro al dólar, el uso de cereales para la producción de biocombustibles, determinadas decisiones políticas, etc.

De todas formas, no ser puede negar que este año ha sido excepcional debido al brutal aumento que ha habido, hasta hace poco, en los costes de los piensos para el ganado, derivados tanto del de las materias proteicas –encabezadas por la soja– como por los mismos cereales. En lo que respecta a la avicultura, esto ha representado un incremento del orden de un 25% desde el pasado enero, afectando casi por igual a los piensos para pollos que a los de ponedoras.

Un aspecto a resaltar es la ya vieja discusión en torno a la siembra y/o utilización de cultivos modificados genéticamente que, agrade o no, sigue en aumento. Así, mientras que en Brasil, la casi totalidad del maíz y la soja actuales pertenecen a esta categoría, en España nos indica el Ministerio de Agricultura –MAGRAMA– que el cereal transgénico representa ya un 30% de la siembre total y que está registrando un aumento anual del orden de un 20%. Y, por último, algunas asociaciones de agricultores continúan insistiendo en la Unión Europea para que haya una libertad total en la siembra de los cultivos que consideren más adecuados, sin necesidad de autorización comunitaria…

Lo difícil, en resumen, es emitir un pronóstico a día de hoy puesto que, por una parte, la previsión sobre la producción mundial de cereales 2012/2013 ha registrado un significativo recorte en relación con el informe anterior del Consejo Internacional de Cereales –IGC-, lo que podría conducir a unos mínimos stocks de los principales países exportadores. Pero, por otra parte, en el mercado de los aceites vegetales para piensos, dominado por dos países asiáticos –Malasia e Indonesia– en base a su aceite de palma, se ha producido un significativo descenso debido a un desajuste entre la oferta y la demanda, con la correspondiente caída de las cotizaciones, lo que, a la larga, puede significar una menor presión alcista en el mercado del cereal.

En el MAGRAMA se puede consultar la evolución de los precios de los principales cereales.

Etiquetas:


Comparte

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario