Comparte

En un comunicado conjunto, varios organismos y asociaciones ecologistas han puesto de relieve la gran dependencia del conejo en el ecosistema peninsular para numerosas especies depredadoras, entre ellas el águila imperial y el lince ibérico que se encuentran en peligro de extinción, siendo por tanto un elemento esencial de las redes tróficas ibéricas.

Estas asociaciones, SEO/BirdLife, WWF y Ecologistas en Acción, destacan además que el conejo es el principal recurso cinegético, siendo la mayor pieza abatida dentro de la caza menor con siete millones de conejos por temporada. Por estos motivos consideran que es prioritario atajar el nuevo brote variante de la enfermedad vírica hemorrágica y simultáneamente. En el mismo comunicado denuncian la interacción negativa del conejo en los cultivos, donde es una plaga debida a la falta de depredadores -zonas de Castilla y León, Castilla la Mancha y Murcia, principalmente-.

Del comunicado conjunto destaca la prácticamente nula información que manejan y la incertidumbre de que la enfermedad afecte seriamente a las poblaciones silvestres, con un riesgo importante para la supervivencia de la especie. Piden que se realice una estrategia nacional para la conservación de la especie, así como localizar las granjas afectadas y estudiar la dimensión de la afección en las mismas, implementando medidas de control para evitar el contagio entre granjas y entre acotados cinegéticos, el control del estado sanitario de los conejos autorizados para repoblaciones y establecer una red de vigilancia que permita la alerta temprana de posibles focos.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario