Diferencias entre las dietas de poblaciones asiáticas, nórdicas
y americanas inducen a esta conclusión.
———————————————–

Diferencias entre las dietas de poblaciones asiáticas, nórdicas
y americanas inducen a esta conclusión.

Una investigación publicada en la revista Breast Cancer Reaserch (Investigación
del Cáncer de Mama) constató que comer huevo durante la adolescencia
disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

El grupo de científicos, que desde hace años estudian la relación
entre la dieta y este tipo de cáncer, verificaron que en algunas poblaciones
de inmigrantes de los Estados Unidos se daban tasas de la enfermedad más
bajas que en el resto de la población. Consideran que esto se debe a
una dieta diferente a la dieta típicamente americana. Los investigadores
de la Escuela Médica y de Salud Pública de Harvard preguntaron
a 21.707 mujeres sobre los hábitos alimenticios durante su adolescencia.
Compararon los datos de porciones diarias de alimentos como leche, frutas, verduras,
carnes y dulces, que son las mayores fuentes de grasa, vitaminas y otros ingredientes
esenciales. Asimismo, el análisis tomó en cuenta otros factores
que podían aumentar el riesgo de la enfermedad como historia familiar,
diagnóstico de cáncer de mama benigno y el uso de suplementos
hormonales de reposición. Los científicos sugieren que los huevos
pueden proteger gracias a sus altos niveles de aminoácidos esenciales,
vitaminas, minerales y fibras, además de la habilidad para unirse con
el estrógeno (hormona sexual esencial para el crecimiento de las mamas).

Lea el artículo original AQUÍ

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario