El consumo de pollo aumenta en verano entre un 10 y un 12% en España, incremento
que se eleva hasta el 35% en las zonas turísticas por el aumento de la
demanda, lo que supone una recuperación del mercado un año después
de la intoxicación por salmonela de unas 2.700 personas tras comer pollo
precocinado.
———————————————–

El consumo de pollo aumenta en verano entre un 10 y un 12% en España, incremento
que se eleva hasta el 35% en las zonas turísticas por el aumento de la
demanda, lo que supone una recuperación del mercado un año después
de la intoxicación por salmonela de unas 2.700 personas tras comer pollo
precocinado.
Según el presidente de la Interprofesional
Avícola (Propollo)
, Federico Félix, en la temporada de verano
siempre se produce un aumento del consumo, que este año cifró entre
2.000 y 3.000 millones de kilogramos más a la semana.
Si habitualmente se consumen entre 21,5 y 22 toneladas de pollo semanalmente,
en los meses de verano, con la llegada de los turistas, se pasa a 24,5 ó
25 toneladas.
Por otra parte, Félix aseguró que el sector avícola se encuentra
en una situación de tranquilidad y normalidad, y consideró que el
consumo se ha recuperado prácticamente al 100%. Se refirió, así,
tanto al temor por la aparición de casos de influenza aviar como al descenso
del consumo que provocó la contaminación por salmonela de pollos
precocinados, que han causado entre los ciudadanos preocupación por la
seguridad alimentaria.
Precisamente, se dio por concluida recientemente la cuarentena y las medidas extraordinarias
establecidas alrededor del humedal de Salburua (Vitoria), donde el pasado 30 de
junio apareció un somormujo infectado con el virus H5N1, único caso
detectado en España.
La interprofesional Propollo representa prácticamente a la totalidad de
la producción industrial avícola española que, según
los últimos datos, correspondientes a 2004, produce anualmente un millón
de toneladas de carne de pollo, lo que supone el 13% de la producción europea.
El consumo anual de carne de pollo llega a 1,12 millones de toneladas, con un
valor de 1.752 millones de euros, y el consumo per cápita se sitúa
en 24,3 kilos. El 99% de los pollos consumidos en España procede de granjas
españolas, aunque en verano se importa de Europa carne congelada, destinada
al sector de la hostelería.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario