La Asamblea General de la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (INPROVO) se reunió el pasado 5 de mayo en Madrid para hacer balance de su primer año de actividad como organización interprofesional agroalimentaria.

———————————————–

El sector avícola de puesta, a través de INPROVO, ha seguido muy de cerca en 1998 las discusiones sobre la propuesta de Directiva de la Comisión que pretende modificar las normas de alojamiento para las gallinas ponedoras. Por el momento, la fuerte oposición de los países del sur de Europa con mayor producción (Francia. Italia, y España, principalmente) ha logrado bloquear su aprobación por el Consejo.

Según INPROVO, la Directiva repercutiría negativamente en la calidad del huevo y en el bienestar y la sanidad de las gallinas. Además, condena a la práctica desaparición a la avicultura europea, por la pérdida de competitividad que supone el incremento de los costes de producción en la U.E., cuando hay que vender en un mercado internacional sin barreras comerciales y con menores condicionantes para la producción de huevos.

El Presidente de INPROVO, D. Jorge Abad expresó su preocupación por la evolución del mercado del huevo en los últimos meses. «Los excedentes han llevado a los avicultores a vender a precios muy por debajo de los costes de producción, situación que se viene prolongando durante meses y no se prevé que se solucione a corto plazo. El mercado europeo está igualmente saturado, y no ofrece en esta ocasión una salida digna a la producción excedentaria de España», explicó.

En cuanto al plan de trabajo de INPROVO para 1999, la Asamblea acordó trabajar conjuntamente con la Organización Interprofesional del Pollo (PROPOLLO), para establecer un programa de control sanitario avícola a nivel nacional. «Este es uno de los objetivos más ambiciosos para el sector», señaló el Presidente, «ya que a través del control sanitario de las aves pueden desarrollarse políticas de control de la calidad de los productos y de ordenación de la producción, que son muy necesarias en ambos sectores»..

Asimismo, INPROVO colaborará con el Instituto de Estudios del Huevo en las campañas de promoción y defensa de la imagen del huevo. El consumo de huevos en España ha aumentando de forma significativa durante los últimos años. Jorge Abad considera imprescindible que el consumidor reciba información nutricional de fuentes solventes, avalada por trabajos de investigación y profesionales de reconocido prestigio. «Esta es la línea de trabajo del Instituto, que INPROVO desea apoyar».

INPROVO agrupa a los productores, comercializadores e industrias del sector del huevo, representados en las organizaciones ASAJA, UPA, CEAS (Incubadores de pollitas), Confederación de Cooperativas Agrarias y ASEPRHU (productores y comercializadores de huevos). Fue reconocida por el MAPA el 30 de Junio de 1998. Desde entonces ha asumido las labores de representación y defensa del sector productivo, comercial e industrial vinculado con el huevo. La facturación agregada de los distintos subsectores que agrupa INPROVO se eleva a unos 300.000 millones de pesetas.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • INPROVO

  • C/ Juan Montalvo, 5, 1º D
  • MADRID
  • Madrid (España)

PUBLICIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario