El pasado 13 de abril, el Copa-Cogeca llamó la atención de la situación de discusión en Bruselas de una nueva normativa de regulación de emisiones industriales, la cual podría comprometer la actividad porcina y avícola.
———————————————–
El pasado 13 de abril, el Copa-Cogeca llamó la atención de la situación de discusión en Bruselas de una nueva normativa de regulación de emisiones industriales, la cual podría comprometer la actividad porcina y avícola.

Si bien desde el principio estaba claro que la nueva regulación de emisiones iba a afectar al mundo agrario, en un principio el objetivo de la normativa parecía ser la de regular actividades de mayores estaciones energéticas e industrias. Sin embargo, los giros de las discusiones podrían afectar al pequeño ganadero.

Concretamente la alarma se centra en el objetivo de fijar valores límite mínimos para instalaciones IPPC y requisitos de expansión de buenas prácticas de manejo de deyecciones más allá de las zonas vulnerables en lo referente a la normativa de control de contaminación por nitratos. Según el Copa-Cogeca esto podría comprometer la viabilidad de explotaciones porcinas y avícolas.

Aunque se trata sólo de un proyecto de reglamentación, el Consejo de ministros de la UE ya tiene una posición común sobre esa propuesta, y dentro del Parlamento europeo ya sido aprobada por la comisión de Medioambiente. Con lo que solamente hace falta el voto del pleno, que se espera para finales de este mes.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario