La Fundació del Banc dels Aliments de Barcelona celebró su primer cuarto de siglo en un momento en que la crisis resalta su papel para evitar la fractura social

Aveces solidaridad no es una palabra: es un acto. El año pasado, 120.000 personas de Barcelona ejercieron uno de sus derechos más básicos gracias a una entidad sin ánimo de lucro: comer. La Fundació del Banc dels Aliments de Barcelona celebró ayer un cumpleaños especial, su primer cuarto de siglo, 25 años de ayuda a los demás en un momento en que su papel es fundamental en la lucha contra la pobreza y la exclusión.

XAVIER GÓMEZ La mesa presidencial del acto celebrado ayer en CosmoCaixa

 

La fundación incrementó en un 23% los alimentos recogidos en el 2011 respecto al 2010

“Es un buen día para dar las gracias”, expresó ayer el presidente de la Fundació, Antoni Sansalvador, en el Auditori de CosmoCaixa, donde tuvo lugar el acto conmemorativo. El fundador del Banc, Jordi Peix, quiso dejar claro que la situación actual es un “escándalo: en Catalunya hay más de un millón y medio de pobres, pero se desaprovechan más de 750.000 toneladas de alimentos”. Peix explicó que ellos son los primeros en darse cuenta de las crisis, y que su papel no es suplir a la Administración, sino complementarla. “Queremos evitar la fractura social”.

Al acto asistió la presidenta del Parlament de Catalunya, Núria de Gispert; dos consellers de la Generalitat, Josep Cleries (Benestar Social i Familia) y Josep Maria Pelegrí (Agricultura); y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. No pudo estar el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pero envió un mensaje en el que agradecía la labor del Banc dels Aliments, cosa que también hicieron el resto de los representantes políticos. Trias hizo hincapié en que Barcelona es una ciudad de éxito, pero que tiene un paro insoportable y donde hay gente que lo pasa muy mal. Luego expresó que, para combatir la grave crisis, lo primero es cuadrar las cuentas y después fijar prioridades, y que para sus gobierno la primera es el gasto social. Cleries, por su parte, resaltó el papel del Banc dels Aliments en defensa del derecho a la alimentación y agradeció a la fundación sus 25 años de “saber querer”.

La Fundació del Bancs del Aliments distribuye los alimentos que consigue recopilar por medio de 320 entidades benéficas, que a su vez los hacen llegar a las personas más vulnerables. Según los datos facilitados ayer, un 20% de la población de Catalunya vive ya en la pobreza, lo cual ha hecho incrementar el papel de esta organización. En el 2010 recogieron 8.245.005 kilos de alimentos y en 2011 la cifra se elevó un 23%, hasta los 10.161.769 kilos. Jordi Peix destacó la colaboración de los supermercados al entregar sus excedentes, como también de los agricultores al facilitar fruta y verdura.

Durante el acto se entregaron distinciones a los más antiguos en colaborar con el Banc: las ocho empresas que facilitan alimentos, las 22 entidades que los distribuyen y los ocho voluntarios que más tiempo llevan trabajando para que todos puedan alimentarse. Y cerró uno de los padrinos que colabora en las campañas: Joan Manel Serrat. Para que todo el mundo tenga derecho a comer.

Fuente: Santiago Tarín, La Vanguardia 26-junio-2012


La Vanguardia
26 junio 2012

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario