Un nuevo reglamento europeo publicado por la Comisión Europea -1169/2011- aplicable a todos los países de la UE establece la obligatoriedad del etiquetado de los alimentos preenvasados con las propiedades nutritivas de los mismos. El nuevo reglamento establece la información nutricional de los productos alimenticios expresados por 100 g o 100 ml de materia. La información que debe especificar la etiqueta es el valor energético expresado en kj o kcal, la grasa, las grasas saturadas, los hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. También es obligatorio informar sobre los posibles ingredientes alérgicos.

Este reglamento afecta a todos los productos que necesiten un mínimo de elaboración para su comercialización, siendo un ejemplo el huevo, que está exento porque se considera un producto natural no transformado. Se trata de una legislación que beneficiará a la carne de pollo, ya que su etiquetado resaltará sus cualidades nutricionales y su excelente relación calidad-precio.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario