Comparte

La existencia de un exceso de producción continúa impidiendo
un equilibrio sostenido entre la oferta y la demanda en el mercado de huevos,
lo que esta determinando un descenso continuo en los
precios
.
———————————————–


La tercera semana de abril los precios de los huevos de las
categorías L, M y S, que se cotizan en las diferentes lonjas de España,
alcanzaron los niveles más bajos del año y sólo el precio
de los huevos de tamaño XL muestra desde enero un comportamiento estable.


El sector productor señaló que, actualmente, por docena de huevo
vendido recibe alrededor de 40 céntimos en promedio, valor que está
por debajo del coste de producción, entre 60 y 65 céntimos, lo que
indica que está perdiendo dinero.

Para salir de la crisis el sector
optó por ir bajando paulatinamente su producción – reduciendo la
alimentación de las gallinas ponedoras y sacrificando algunas de estas
aves-, pero se encontró con un consumo interno ralentizado, que incluso
no se dinamizó en Semana Santa, que es cuando normalmente la demanda aumenta.


Estacionalmente el consumo de huevo suele ser bajo en los meses de mayo y
junio, por lo que el sector no vaticina a corto plazo una recuperación
de los precios e incluso ni para el verano, que es cuando la demanda crece, por
el arribo al país de un mayor número de turistas.

Según
una fuente del sector los precios para el productor de huevo están tan
bajos que si en algo ayuda la demanda que se desata en verano, esta variable no
llegará a superar el coste de producción del producto, por lo que
las pérdidas continuarán, por lo menos dentro del primer semestre
del año.

Esta crisis está afectando más a los productores
de huevos independientes, que comercializan a través de intermediario,
mientras que los productores que venden directamente a los puntos de venta, como
hipermercados y supermercados, al menos tienen la posibilidad de ofrecerlos a
un mejor precio.

La situación que atraviesa el sector productor
de huevos de España es el reflejo de lo que está ocurriendo en toda
Europa, donde hay un exceso de producción de huevos y un consumo ralentizado
del producto.



Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario