La avicultura de carne y de puesta finalizan abril con un significativo descenso de los precios, consecuencia de que el ama de casa reduce el gasto en alimentación a final de mes, sobre todo después de unas vacaciones, y de un fuerte
incremento de la oferta nacional.

———————————————–

La avicultura de carne y de puesta finalizan abril con un significativo descenso de los precios, consecuencia de que el ama de casa reduce el gasto en alimentación a final de mes, sobre todo después de unas vacaciones, y de un fuerte
incremento de la oferta nacional.

El mercado de puesta, en abril se ha caracterizado por una pérdida de peso de las exportaciones españolas de huevos hacia clientes habituales como Francia e Italia, países que en este momento cuentan con una oferta abundante.
Los operadores de este mercado estima que el próximo mes los precios de los huevos seguirán cayendo, porque además de que mayo suele ser el peor del año -con los niveles más bajos-, consecuencia del incremento de la producción, especialmente en las pequeñas y medianas explotaciones, la demanda será inferior.

A corto plazo, los productores de pollo se muestran pesimistas, porque el mercado no absorbe la misma cantidad de carne que hace unos meses con la crisis de las «vacas locas» y la producción de broiler se ha disparado en previsión de una mayor demanda, que no llega.
Respecto a la situación de los mercados nacionales, el precio medio del pollo broiler blanco desciende 15 pesetas, en las lonjas avícolas de Bellpuig (Lleida) y Reus (Tarragona), situándose en ambas plazas a 138 pesetas/kilo vivo sobre granja.
En el mercado maño, los operadores deciden rebajar en siete pesetas el precio del pollo blanco, quedando a un nivel de 145 pesetas/kilo vivo, sobre granja.
El pollo de carne amarilla también se oferta a la baja, con una cesión en el precio de siete pesetas en las dos plazas catalanas, pero cotiza por encima del blanco, a un nivel de 148 pesetas/kilo vivo, sobre granja.

Las canales de pollo blanco se venden casi 19 pesetas más baratas que en la sesión anterior, con lo que queda el precio a 211 pesetas/kilo, tendencia que sigue el mercado de Madrid, donde los operadores marcaron un descenso de diez pesetas y dejan el precio medio en un intervalo de 235-240 pesetas/kilo.
El mercado aragonés reduce el precio de las canales de pollo hasta las 261-266 pesetas/kilo, nueve pesetas menos que la semana anterior.

Dentro del mercado de puesta, la plaza avícola de Bellpuig (Lleida) registra un precio medio del huevo blanco y rubio, de gramaje L, de 95 pesetas/docena, lo que supone un descenso de 13 pesetas respecto a la semana anterior.
Respecto a la situación de la zona centro, la tablilla de precios de los huevos en Zaragoza marca un recorte de cuatro pesetas, quedando el gramaje L a 162 pesetas/docena, mientras que en la plaza de Madrid, la misma categoría, conserva las 190 pesetas/docena, a nivel mayorista.

Fuentes del sector comercializador estiman que para mayo el precio del huevo, de clase L, no superará las 80 pesetas/docena.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario